Aunque estos castillos inflables sean algo que niñas y niños disfrutan enormemente, se debe tomar consciencia acerca de los peligros que representa alquilar o comprar uno de ellos

Las casas inflables pueden parecer una diversión segura, pero son una emoción más peligrosa de lo que muchos creen, según muestra un nuevo estudio.

Desde el año 2000, 28 personas han muerto y al menos otras 479 han resultado heridas cuando las ráfagas de viento han hecho volar los juegos inflables, según un nuevo estudio que examinó los peligros de las casas inflables.

Los investigadores de la Universidad de Georgia dijeron que la falta de regulación y supervisión de los castillos inflables alquilables en todo el Estados Unidos es el principal factor que pone en riesgo a innumerables niños.

“Estas casas inflables no son algo para instalar y luego olvidarse de clavarlas en el suelo”, dijo el profesor de geografía John Knox, autor principal del estudio.

“¿Qué puede salir mal? La respuesta es que podría volar con vientos que no están cerca de niveles severos. Algunos de estos casos fueron en cielos puramente despejados”.

La calma no siempre es segura

Muchos de los 132 accidentes de casas inflables estudiados por los investigadores ocurrieron en días en los que el clima parecía estar en calma antes de que un frente frío o una tormenta lejana trajeran ráfagas inesperadas, menciona el NYP.

Justo a principios de este verano, cinco niños fueron hospitalizados en Long Island cuando un tobogán inflable gigante en el que estaban jugando se cayó en la ciudad de Wyandanch.

“La casa inflable se levantó, y cuando se levantó, lo viste caer primero, otra niña que se aferraba a su vida”, dijo una madre a WABC. “Fue horrible.”

Menos de la mitad de los estados de EU requieren que las casas inflables estén clavadas en el suelo o cargadas con sacos de arena, lo que podría evitar la mayoría de los accidentes, encontraron los investigadores.

“El panorama regulatorio está por todas partes de un estado a otro”, dijo Knox. “Desde nuestra perspectiva, esto no es lo suficientemente bueno. Las casas inflables deben ser atendidas por alguien que conozca el clima y pueda reconocer cuando los vientos están en un nivel inseguro”.

Es importante conocer las regulaciones

Según el estudio, las regulaciones en 19 estados citan los estándares de la Sociedad Estadounidense para Pruebas y Materiales, que requieren que una casa inflable no segura esté fuera de los límites cuando las ráfagas de viento superan las 25 millas por hora.

Sin embargo, más de la mitad de los accidentes revisados por los investigadores ocurrieron cuando la fuerza del viento estaba por debajo de ese umbral.

Algunos casos

“Hubo un caso en el sur de California en el que el viento levantó una de las casas inflables y la dejó caer en medio de una carretera con un niño todavía dentro de la casa de juegos”, dijo el autor del estudio, Thomas Gill, y profesor de ciencias ambientales en la Universidad de Texas en El Paso.

“Cuando los vientos son demasiado fuertes, estas casas inflables no solo necesitan ser evacuadas, sino también desinfladas. Ha habido casos en los que un castillo inflable estaba vacío, pero voló y golpeó a un transeúnte”.

Además de las tragedias relacionadas con el viento , hay alrededor de 10,000 visitas anuales a la sala de emergencias en los EU causadas por lesiones en casas inflables como huesos rotos, esguinces musculares y conmociones cerebrales, hallaron los investigadores.

Según la universidad, el estudio marcó la primera vez que los investigadores académicos analizaron los accidentes de casas inflables relacionados con el viento.

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.