Redacción BLes – El equipo legal de la campaña del presidente Donald Trump anunció los pasos a seguir luego de que la Corte Suprema de los Estados Unidos rechazara la demanda presentada por el estado de Texas por fraude electoral.

En una entrevista con Newsmax el viernes, los abogados Rudy Giuliani y Jenna Ellis explicaron que están considerando presentar demandas por separado en los tribunales de distrito.

En ese marco, ambos pidieron valor a los tribunales para permitir audiencias sobre las demandas.

La nueva estrategia del equipo legal de Trump fue informada horas después del rechazo de la Corte Suprema a una demanda de Texas para impugnar los resultados electorales de 2020 en cuatro estados de disputa.

Los jueces del alto tribunal negaron la solicitud del ‘estado de la estrella solitaria’ de demandar a Pensilvania, Georgia, Michigan y Wisconsin. Opinaron que Texas “no ha demostrado un interés judicialmente reconocible en la manera en que otro estado lleva a cabo sus elecciones. Todas las demás mociones pendientes se descartan como discutibles”.

Giuliani calificó la decisión de la corte como un “error terrible”.

“Básicamente, los tribunales dicen que quieren mantenerse al margen, no quieren darnos una audiencia, no quieren que el pueblo estadounidense escuche los hechos”, dijo el exalcalde de la ciudad de Nueva York.

“Estos hechos seguirán siendo una llaga abierta en nuestra historia a menos que se resuelvan. Necesitan ser escuchados, necesitan ser ventilados y alguien necesita tomar una decisión sobre si son verdaderos o falsos. Y algunos tribunales tendrán que tener el coraje de tomar esa decisión”, afirmó.

Cabe mencionar que el juez de la Corte Suprema, Samuel Alito, dijo: “En mi opinión, no tenemos la discreción de negar la presentación de un escrito de demanda en un caso que cae dentro de nuestra jurisdicción original… Por lo tanto, concedería la moción para presentar el proyecto de ley de la queja, pero no otorgaría otra reparación, y no expreso mi opinión sobre ningún otro tema”.

Le recomendamos:

Alito dijo que el juez Clarence Thomas, otro conservador, también compartió su punto de vista.

En su demanda presentada ante la Corte Suprema el 7 de diciembre, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, había solicitado al máximo tribunal extender el plazo para la certificación electoral para ayudar a investigar las vastas denuncias por fraude e irregularidades en los cuatro estados mencionados.

La demanda de Texas contó con un fuerte respaldo: otros veintiún estados firmaron o expresaron su deseo de firmarla. Además, más de 120 republicanos de la Cámara también la respaldaron.

“El caso no fue rechazado por sus méritos, el caso fue rechazado en pie”, dijo Giuliani. “La respuesta a eso es llevar el caso ahora al tribunal de distrito por parte del presidente, por parte de algunos de los electores, alegando los mismos hechos en los que estaría legitimado y por lo tanto obtener una audiencia”, explicó.

“No hay nada que nos impida presentar estos casos de inmediato en el tribunal de distrito, en el que el presidente estaría legitimado”, continuó. “Algunos de los electores estarían legitimados porque sus derechos constitucionales han sido violados”, afirmó al respecto.

En ese sentido, la asesora legal del equipo de Trump, Ellis, sostuvo que hay una “línea de ataque”.

“El alcalde dijo que hemos contemplado presentar esto como una demanda separada en el tribunal de distrito porque obviamente el presidente mismo tendría legitimación. Es sorprendente pensar que estos otros estados, estos votantes privados de sus derechos, no lo harían”, razonó.

El presidente Donald Trump escribió al respecto en su cuenta de Twitter: “La Corte Suprema realmente nos decepcionó. ¡Sin sabiduría, no hay coraje!”.

A través de la misma red social, Ellis declaró: “Tiene sentido que un estado no tenga legitimación para impugnar las irregularidades en la votación que solo afectaron las elecciones estatales. Pero cuando los estados se unen en un proceso para elegir al presidente y varios estados hacen trampa, esa violación de las reglas impacta a todo el Colegio Electoral”.

Asimismo, en su diálogo con Newsmax, la abogada señaló que el equipo legal todavía tiene tiempo hasta el 6 de enero, cuando el Congreso cuente oficialmente los votos del Colegio Electoral.

“Esa fecha en enero. Esa es la fecha de máxima importancia. Y la Corte Suprema lo ha reconocido”, indicó al respecto. “Todavía tenemos tiempo”, añadió.

En ese marco también apuntó al rol de las legislaturas estatales que “todavía tienen tiempo para hacer lo correcto”. La abogada describió que pueden realizar audiencias y reclamar a los delegados electorales. “Espero que ahora todas las pruebas que hemos presentado en estas audiencias les den la inspiración y el valor que necesitan para actuar”, agregó afirmando que hay un número “significativo” de legisladores en los estados indecisos que “quieren hacer lo correcto, quieren ejercer su autoridad del Artículo II, pero ha sido el liderazgo el que se niega a hacer lo constitucionalmente apropiado”.

Mirando hacia adelante, Ellis declaró: “Independientemente del resultado aquí, vamos a seguir haciendo lo correcto”.

“El presidente Trump es valiente, defiende la verdad, la Constitución, la integridad electoral, y siempre es una pelea que vale la pena pelear”, concluyó.

En efecto, el presidente Trump tiene varias demandas en curso en los tribunales estatales y federales, algunas de los cuales se dirigen a la Corte Suprema. Asimismo, hay otras demandas presentadas por terceros, por ejemplo las de la abogada Sidney Powell, que también se están tramitando a través del sistema judicial.

Miguel Díaz – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.