Redacción BLesLa Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) votó unánimemente este martes 26 de octubre para revocar la licencia para operar como proveedor de servicios telefónicos a Telecom China America, una empresa estatal china, citando cuestiones de seguridad nacional.

La decisión de la FCC llega más de un año después de que el Departamento de Justicia de la administración previa solicitara a la agencia que revocara el contrato de la empresa china en medio de los alegatos de que Beijing estaba robando los datos de los estadounidenses a través de sus compañías.

En su comunicado, la FCC encontró que ‘China Telecom Americas… está sujeta a la explotación, la influencia y el control del gobierno chino y es muy probable que se vea obligada a cumplir con las peticiones del gobierno chino sin procedimientos legales suficientes sujetos a una supervisión judicial independiente’.

China Telecom Americas comenzó a operar hace dos décadas en los Estados Unidos, y en ese entonces cuando se autorizó a la compañía china a operar en el país, no existía o se desconocía de las prácticas del Partido Comunista Chino de utilizar sus empresas para espiar a otras naciones, la agencia explica en su comunicado.

La decisión de la FCC coincide con una campaña lanzada recientemente por el Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad de EE.UU. que intenta generar conciencia en la comunidad empresarial americana sobre los peligros de hacer negocios con compañías chinas ya que el PCCh utiliza una serie de estrategias para forzarlas a compartir datos de sus clientes y socios con el aparato de seguridad estatal y los servicios de inteligencia chinos.

El ente regulador concluyó que el control de Telecom China Americas por parte del PCCh le provee oportunidades al gobierno chino de ‘acceder, almacenar, interrumpir y/o desviar las comunicaciones estadounidenses, lo que a su vez les permite realizar actividades de espionaje y otras actividades perjudiciales contra Estados Unidos’.

La presidenta en funciones de la FCC, Jessica Rosenworcel aseguró que parte de la decisión fue tomada porque no existían medidas para mitigar el riesgo a la seguridad nacional que representa la compañía china para el país.

Otro de los argumentos de la FCC fue que la compañía mostró ‘una falta de franqueza, fiabilidad y honradez que erosiona el nivel básico de confianza que la Comisión y otros organismos gubernamentales estadounidenses exigen a los operadores de telecomunicaciones’.

Para ayudar a los clientes de Telecom China en el país, la comisión dijo que publicará una guía para que puedan pasarse a otras compañías mientras terminan sus operaciones.

Según el informe del South China Morning Post, Telecom China Americas tiene una clientela que está compuesta de más de 4 millones de chinos estadounidenses; 2 millones de turistas chinos que visitan Estados Unidos anualmente; 300.000 estudiantes chinos de las universidades estadounidenses; y las más de 1.500 empresas chinas en el país.

En marzo de este año, la FCC designó a cinco empresas chinas como riesgos para la seguridad nacional, entre ellas el gigante Huawei, ZTE Corp., Hytera Communications Corp.

La designación de la FCC obliga al gobierno federal a reemplazar y deshacerse de todos los equipos fabricados por estas empresas.

La decisión seguramente provocará una respuesta por parte del régimen comunista chino en un momento en que las relaciones entre ambas naciones está en uno de sus peores momentos.

 Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.