Redacción BLes- El pasado viernes 21 de noviembre se realizó la inauguración del Diálogo de la Asociación para la Prosperidad Económica entre Estados Unidos y Taiwán (EPP) en Washington D.C. con el objetivo de seguir profundizando la relación económica entre ambas naciones que actualmente no tienen diplomacia oficial.

El Secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo celebró el evento en su cuenta de Twitter:

“Los Estados Unidos y Taiwán son socios fuertes en la defensa de la libertad, el avance de los lazos económicos y la promoción de nuestros valores democráticos compartidos. El Diálogo de la Asociación para la Prosperidad Económica del Instituto Americano en Taiwán fortalece aún más nuestra relación económica.”

La presidente de Taiwán también celebró el avance de las relaciones bilaterales entre ambas naciones:

“Las relaciones entre Taiwán y EE. UU. continúan fortaleciéndose. Es estupendo ver a nuestros equipos económicos progresar en el marco del Diálogo de la Asociación para la Prosperidad Económica. Esperamos continuar nuestra sólida asociación con los EE. UU. en interés de la paz, la democracia y la libertad en toda la región.”

Del evento, que fue realizado en persona y una parte virtualmente participaron el subsecretario de Crecimiento Económico, Energía y Ambiente, Keith Krach, el Secretario Asistente de Estado para Asuntos del Pacífico de Asia Oriental David Stilwell y el director del Instituto Americano en Taiwán, Brent Christesen.

Por el lado taiwanés, la delegación incluía al ministro sin cartera John Deng, al Ministro de Asuntos Económicos Wang Mei-Hua, al Ministro de Ciencia y Tecnología Wu Tsung-Tsong y al Viceministro de Asuntos Económicos C.C. Chen.

Según el informe de Breitbart, en la agenda del evento se trató la cooperación en la industria de los semiconductores, la seguridad 5G, la atención sanitaria, la detección de inversiones y el empoderamiento económico de las mujeres.

Taiwán y Estados Unidos comparten una industria particularmente de interés mutuo: la fabricación de chips, los cuales se usan en todos los dispositivos electrónicos hoy en día. Mientras que EE. UU. se especializa en el diseño de los chips, Taiwán tiene una de las fábricas más grandes de chips, TSMC, donde también se realiza el testeo de estos.

Luego de la visita del Secretario de Salud y Servicios Humanos a Taiwán este año, la administración de Trump ha dado pasos concretos para solidificar su relación con la isla a pesar de las quejas y amenazas del régimen de Beijing que reclama la soberanía sobre Taiwán.

Este año también EE. UU, aprobó la venta de drones militares por unos 600 millones para la defensa a Taiwán.

A diferencia de la China comunista, Taiwán preservó sus valores tradicionales, rechazó la ideología comunista y actualmente es un país que goza de una democracia y prosperidad únicas que hacen eco con los valores que Trump intenta restablecer en Estados Unidos.

Y la diferencia es enorme: con solo un estrecho separándolo de China continental, Taiwán fue el país que mejor manejó la pandemia del virus PCCh, recientemente marcando 200 días sin contagios nuevos, y todo esto sin haber recurrido a medidas estrictas de cuarentena.

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.