Redacción BLes- Durante un discurso de 1964 en apoyo a la campaña presidencial del senador Barry Goldwater, Ronald Reagan pronunció unas palabras cargadas de preocupación frente a la amenaza de enemigos que no solo eran externos, sino también internos.

Así como Reagan, muchos líderes advirtieron que Estados Unidos está atravesando una batalla crucial que la tiene que jugar el propio pueblo, junto con la ayuda de Dios, y que podría tratarse de las últimas oportunidades que existen para alcanzar la libertad.

 

También le recomendamos: ¿Golpe de estado en EE. UU.? Militares retirados llaman a la acción 

Ad will display in 09 seconds