El Pentágono admitió ante el Senado que subsidia laboratorios biológicos en Ucrania y confirmó que está trabajando para que no caigan en manos de Rusia.

Este martes por la tarde, la Subsecretaria de Defensa de la Casa Blanca, Victoria Nuland, confirmó en una audiencia ante el Senado que Ucrania tiene laboratorios biológicos subsidiados por Estados Unidos con “información confidencial” que no quieren que caigan en manos de Rusia.

Ucrania tiene instalaciones de investigación biológica, de las que, de hecho, ahora estamos bastante preocupados que las tropas rusas, las fuerzas rusas, puedan estar tratando de controlar”, dijo Nuland, una alta funcionaria del Departamento de Estado, a los senadores estadounidenses en una audiencia cuando se le preguntó directamente si Ucrania tiene armas biológicas.

Así que estamos trabajando con los ucranianos sobre cómo pueden evitar que cualquiera de esos materiales de investigación caiga en manos de las fuerzas rusas en caso de que se acerquen”, confirmó.

El senador de Florida, Marco Rubio, preguntó si la información y los materiales que hay en estos laboratorios podrían ser usados por Rusia para crear nuevas armas biológicas, Nuland respondió: “Sin lugar a duda”.

El pasado 6 de marzo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Moscú publicó un comunicado informando que las fuerzas rusas encontraron evidencia de que Kiev estaba “erradicando rastros del programa militar-biológico en Ucrania”, financiado por el Pentágono.

Rápidamente, varios medios de comunicación alternativos empezaron a publicar esta evidencia, bajo el título de que Estados Unidos tenía laboratorios biológicos en Ucrania, y que le había ordenado al presidente Volodimir Zelénski que elimine todo.

Sin embargo, los fact-checkers se pusieron manos a la obra y en pocas horas eliminaron cientos de miles de publicaciones de las redes sociales, justificándose en que “estos laboratorios no son estadounidenses si no que son ucranianos con subsidios de Estados Unidos”, un tecnicismo que les permitió contener la noticia por 3 días más.

“El Programa de Reducción de Amenazas Cooperativas del Departamento de Defensa de EE.UU. ha brindado apoyo técnico al Ministerio de Salud de Ucrania desde 2005 para mejorar los laboratorios de salud pública, cuya misión es análoga a la de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidenses”, publicó PolitiFact, uno de los fact-checkers más utilizados por Facebook.

Pero en el documento del programa se lee claramente que los subsidios tienen como objetivo de desarrollar estrategias para prevenir “tecnologías, patógenos, y conocimientos que puedan ser usadas para crear armas biológicas”.

Según explicaron fuentes con conocimiento del tema, estos laboratorios eran ucranianos solo en nombre, ya que operaban con dinero del Pentágono, unos 15 millones de dólares al año, prácticamente todo su personal de jerarquía eran científicos estadounidenses, y en el acuerdo se aclara que cualquier descubrimiento que salga de estos establecimientos sería propiedad compartida entre ambas naciones.

La respuesta de China

La noticia trascendió este martes por la noche con rápidez después de la confirmación oficial del Pentágono, y el Ministerio de Relaciones Exteriores chino no perdió tiempo en comentar la situación.

Estados Unidos tiene 336 laboratorios en 30 países bajo su control, incluidos 26 solo en Ucrania“, dijo en un tweet el portavoz de la Cancillería, y agregó: “Debe dar cuenta completa de sus actividades militares biológicas en el país y en el extranjero y someterse a verificación multilateral“.

El dato de 26 laboratorios financiandos por el Pentágono en Ucrania no es un número que haya sido confirmado por la Casa Blanca, pero para que lo diga una cuenta oficial del gobierno de China debe ser un valor relativamente certero.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.