Redacción BLes– El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el martes en una entrevista con Fox Business que tenía la esperanza de que los centros culturales del Instituto Confucio chino dentro de los campus universitarios de Estados Unidos fueran todos cerrados para fin de año.

Según las declaraciones del funcionario de estado, los institutos en cuestión son financiados por el gobierno chino y se han involucrado profundamente en actividades de espionaje dentro de las universidades estadounidenses, incluso introduciendo espías y colaboradores en la academia. “Creo que todo el mundo está llegando a ver el riesgo asociado con ellos”, dijo. 

El régimen chino abrió un total de 75 Institutos Confucio en los Estados Unidos donde los estadounidenses pueden aprender chino y sobre la cultura china. Sesenta y cinco de ellos se encuentran dentro de universidades estadounidenses. Las denuncias que recaen sobre los institutos apuntan a señalar que no son meros centros educativos, sino bases de propaganda del Partido Comunista Chino utilizados para difundir y propagar los ideales de izquierda, entre otras cosas.

A mediados de agosto el Departamento de Estado ya había calificado al centro que administra los Institutos Confucio en los Estados Unidos como “una entidad que promueve la propaganda global y la influencia maligna de Beijing” y requirió que se registre como una misión extranjera.

David Stilwell, el principal diplomático estadounidense para el este de Asia, dijo en ese momento que las decenas de Institutos Confucio en los campus estadounidenses no estaban siendo expulsados, pero que las universidades estadounidenses deberían “analizar detenidamente” lo que estaban haciendo los institutos en el campus.

Según informa Taiwan News, China ha respondido acusando a la Casa Blanca de “demonizar y estigmatizar el funcionamiento normal de los proyectos de cooperación China-Estados Unidos”.

También informa que no sólo Estados Unidos mira con cautela los Institutos Confucio. Sin ir más lejos, la semana pasada, el jefe de gabinete de Japón, Yoshihide Suga, aseguró que el gobierno vigilará más de cerca unos 15 centros de este tipo en los campus universitarios de todo el país, incluida la prestigiosa Universidad de Waseda.

Por su lado, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Chinas, Zhao Lijian, durante una conferencia de prensa el día viernes condenó los dichos del Secretario Pompeo y apuntó contra el gobierno de los Estados Unidos: “Instamos a la parte estadounidense a que abandone la mentalidad de la Guerra Fría”, enfatizó.

Las dos principales economías del mundo están atravesando el peor momento de su relación en los últimos años. Los desacuerdos van desde cuestiones con el manejo de la pandemia del virus del PCCh, hasta la ley de seguridad nacional para la Región Administrativa Especial de Hong Kong y los cargos de espionaje de la administración Trump contra el Consulado General de China en Houston.

Andrés Vacca-BLes.com