La medida comenzará a regir con el inicio de actividades a finales de agosto. Los padres están preocupados por la deficiente educación sexual impartida en las escuelas

de uno 10 años de edad podrán acceder a ellos. La medida está generando molestias entre los padres, por considerarlo una alternativa apresurada no solo por la corta edad, sino por la deficiente educación sexual disponible en las instituciones.

La Junta de Educación de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, en inglés) lo llama «Programa de disponibilidad de condones». Fue aprobada en 2020 pero no se había puesto en práctica debido a que no todas las escuelas habían iniciado clases presenciales, a causa de la pandemia por COVID-19.

Pero según la CPS, ya llegó el momento. A finales de agosto repartirá los preservativos, medida que vendrá acompañada de productos para la menstruación. «Están haciendo las cosas al revés», afirmó María Serrano, madre de una estudiante de segundo año a Chicago Sun-Times.

“Tienen 10 años, 11, 12. Son niños. Entonces, ¿por qué CPS está pensando en proporcionar condones? ¿Por qué no brindarles información y, al final, darles el recurso de un condón cuando estén preparados para utilizar los recursos que quieran brindar? Para mí, esta no es la mejor opción», añadió.

Healing to Action, organización independiente, buscó datos para cuestionar la decisión de la CPS. Desde 2018 el 70 % de los colegios no estaban implementando adecuadamente los requisitos de educación sexual existentes. La instancia encargada de supervisar las escuelas públicas tampoco proporciona a los padres herramientas para hablar del tema con sus hijos. Con la nueva resolución, los maestros solo tendrán que cumplir 90 minutos de capacitación para un certificado de cuatro años.

«Dar condones a niños de 10 años, que no están equipados psicológicamente para dar su consentimiento al sexo, es perverso. Mostrarles cómo se utilizan es abusivo. Los padres envían a sus hijos a la escuela para que los enriquezcan, no los perjudiquen», escribió Lila Rose, presidente de la organización Live Action.

Le recomendamos: Nuevas Revelaciones | Hugo CHÁVEZ quizás NO MURIÓ como se cree

Ad will display in 09 seconds

Prioridades poco claras

El doctor Kenneth Fox, pediatra y director de salud de CPS, defendió la decisión. A su juico, los jóvenes «tienen derecho a información precisa». Agregó que la sociedad «ha cambiado» a lo largo de los años.

Ciertamente, Estados Unidos está atravesando una onda progresista que ha usado la sexualidad para ganar adeptos. La moda «woke» se ha infiltrado en el ejército, en los deportes juveniles, en varios medios de comunicación e incluso en grandes marcas . Ahora Chicago introduce la sexualización en las escuelas aun cuando no ha sido capaz de cumplir con los programas regulares de educación.

Para iniciar el programa, las escuelas primarias recibirán 250 preservativos. Las secundarias recibirán 1000. Todos de manera gratuita. De terminarse, los administradores escolares pueden solicitar más a CPS o al Departamento de Salud Pública de Chicago, detalló Fox 32.

Otro punto sale a relucir, y es la poca preocupación que están demostrando las autoridades educativas ante temas más importantes, por ejemplo, la violencia en las escuelas. Si bien Chicago no ha registrado incidentes de este tipo, su decisión respecto a los condones podría enviar un mensaje equivocado a otros estados.

“Chicago pondrá condones gratis en sus escuelas primarias. ¿Qué hay de enfrentarse a las pandillas para que los niños puedan caminar a la escuela sin temor a tiro en su lugar?”, cuestionó en Twitter  Andrew Pollack, el padre de una estudiante que murió en un tiroteo en la escuela Marjory Stoneman Douglas, Florida en 2018. Texas, Kentucky, Ohio o California son otros estados que han pasado por lamentables episodios.

Oriana Rivas – Panampost.com