Redacción BLesDurante la audiencia del Comité de la Cámara de Representantes sobre “Avivar las llamas”: Desinformación y extremismo en los medios”, el congresista republicano por Ohio, Bill Johnson, advirtió que la censura de los demócratas a los medios disidentes es “escalofriantemente similar” a la del Partido Comunista de China (PCCh).

“Hace apenas dos semanas, la administración nacional de radio y televisión de China prohibió la emisión de BBC World News en China, porque consideró que los informes de la BBC, cito, ‘violan gravemente’ las directrices de emisión”, mencionó Johnson según Breitbart del 24 de febrero.

Más aún, es de recordar que el PCCh expulsó a la mayoría de los medios internacionales que no hacían coro a sus mensajes solamente, y de que no permite a sus ciudadanos acceso a la Internet mundial, castigando cualquier infracción en ese sentido.

A continuación Johnson se refirió a las acciones que están tomando los demócratas en su afán por silenciar a los medios que no se pliegan a su narrativa izquierdista.

Les molestan sobremanera los mensajes del expresidente Donald Trump, en particular su minimización del impacto del virus PCCh y su insistencia en que las elecciones de 2020 fueron robadas.

Así, los demócratas se han encarnizado contra los medios conservadores como Newsmax, One America News Network (OANN) y Fox News, y en especial las congresistas demócratas de California Anna Eshoo y Jerry McNerney, cuestionaron a las principales compañías de transmisión por cable por permitir sus emisiones. 

“Por lo tanto, esto plantea la pregunta”, continuó Johnson. “¿Tiene el gobierno estadounidense la autoridad para dictar lo que puede y no puede ser transmitido al pueblo estadounidense? Yo sugiero que no, pero los demócratas de esta comisión parecen pensar que sí”.

Le recomendamos:

Por su parte la representante Cathy McMorris-Rogers, republicana de Washington, y miembro de rango de la comisión, coincidió con las apreciaciones de Johnson sobre el polémico tema. 

“Los funcionarios electos que utilizan sus plataformas para presionar a las empresas privadas para que centren los medios de comunicación con los que no están de acuerdo parecen ejercer acciones del Partido Comunista Chino, no de miembros debidamente elegidos en el Congreso”, declaró.

En este contexto intervino el profesor Jonathan Turley, de la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington, aludiendo a la constitucionalidad de la polémica intervención de los demócratas.

“Bueno, es constitucional en el sentido de que no está expresamente prohibido por la Primera Enmienda”, dijo Turley. “Pero es un ataque a la libertad de expresión. Deberíamos preocuparnos cuando los miembros intentan hacer indirectamente lo que no pueden hacer directamente”, de acuerdo con Breitbart. 

Turtley también mencionó la magnitud de la censura de los grandes tecnológicos como Twitter y Facebook.

“Pero lo que hemos visto en los últimos años es que el uso de empresas privadas como Twitter y Facebook es mucho más perjudicial para la libertad de expresión”, afirmó

Justamente el congresista Johnson respaldó esta aseveración de Turtley con los informes de los servicios de inteligencia. 

“De hecho, toda la inteligencia sugiere que cualquier planificación de los disturbios se produjo predominantemente en las redes sociales, incluso en Facebook”, dijo aludiendo a la irrupción violenta en el Capitolio el 6 de enero. 

José Hermosa – BLes.com