Este sábado se hizo viral el caso de una enfermera de Miami que fue despedida tras burlarse de un recién nacido que presentó problemas al nacer y publicó fotos del bebé en las redes sociales.

“Mi noche fue genial, entonces boom”. Sierra Samuel escribió en una publicación de Instagram de un bebé recién nacido con gastrosquisis. Continuó con la siguiente publicación en su historia de Instagram, burlándose del defecto congénito diciendo: “¡Tus intestinos posan para estar adentro, no afuera, bebé!” También etiquetó con hash #gastroschisis, según CBS Miami.

La gastrosquisis, hace que los intestinos del bebé estén expuestos, y es un defecto congénito.

Las acciones de Samuel violaron la política de privacidad del centro médico. WFOR informa que los empleados reciben capacitación para la política privada de forma regular.

Además, un representante de Jackson Health System emitió una declaración para reiterar la gravedad de las consecuencias una vez que se rompen las reglas de privacidad.

“Los empleados que violen estas reglas de privacidad, a pesar de ser educados, están sujetos a acciones disciplinarias que incluyen suspensión o despido. Tan pronto como nos enteramos de esta posible violación, inmediatamente colocamos a este empleado bajo licencia administrativa en espera del resultado de la investigación”, reseñó Fox News.

La enfermera Samuels comenzó a trabajar para Jackson Health System en 2016 en Miami, trabajó como enfermera de la unidad de cuidados intensivos neonatales en el Jackson Memorial Hospital y fue puesta en licencia administrativa después del incidente.

A menudo publicaba fotos relacionadas con el trabajo a sus más de 600 seguidores de Instagram.

Luis Morales – Miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.