Redacción BLes – Un bebé recién nacido fue encontrado con vida en un contenedor de basura en Nuevo México, Estados Unidos, luego de haber pasado seis horas dentro de una bolsa de plástico con basura.

El milagro ocurrió el viernes 7 de enero, cuando tres personas hurgaban los contenedores de basura en el estacionamiento de una tienda buscando algo de valor y escucharon los llantos del bebé.

Quienes encontraron al bebé, Michael Green, Héctor Jasso y April Nuttall, dijeron que al principio pensaron que era un gatito, pero cuando levantaron la bolsa y sintieron su peso, se dieron cuenta que no.

Nuttall sacó al bebé de la bolsa, todavía tenía sangre y el cordón umbilical pegado, lo envolvió en una toalla húmeda y sucia. Green llamó al 911 y la policía llegó en cuestión de minutos.

El bebé fue trasladado de urgencia a un hospital local, y luego en un helicóptero lo llevaron a otra clínica en Texas, donde según el último parte médico, está estable y sin problemas.

Todo ocurrió en el estacionamiento de la tienda Rig Outfitters, en la ciudad de Hobbs, Nuevo México.

Según Fox News, el jefe de policía local, August Fons, llamó al dueño de la tienda alrededor de las 8:30 P.M., Joe Imbriale, para preguntarle si sus cámaras de seguridad estaban funcionando bien y si podían revisarlas para poder ver qué había pasado horas antes.

Tristemente, las grabaciones de las cámaras de ese día, muestran que alrededor de las 2:00 P.M. una mujer se baja de lo que parece ser un VW Vento blanco, saca una bolsa del asiento trasero, y la tira descuidadamente en el contenedor. Luego como si nada hubiera ocurrido, se sube al auto y se va.

Fons identificó y arrestó a la dueña del auto, Alexis Avila de 18 años de edad que resultó ser la madre del bebé.

La Srta. Avila confesó haber tirado a su hijo en la basura y las autoridades la acusaron de intento de homicidio y abuso de niños.

La madre dijo que no sabía que estaba embarazada hasta una semana antes de que nazca el bebé, cuando fue al médico por los dolores abdominales.

La adolescente dijo que cortó la relación con el padre del niño, un menor de edad, en agosto.

Marta Avila, la madre de Alexis dijo que el chico la pegaba y que por eso ella lo echó de la casa en junio.

Alexis relató que dio a luz al bebé en el baño de la casa de sus padres y que entró en pánico.

Fríamente dijo que puso al bebé en dos bolsas de plástico, una de ellas con basura y que lo tiró.

Durante todo el interrogatorio, Alexis se refirió a su hijo como ‘eso’ y que cuando la policía le preguntó si ella se daba cuenta que el bebé podría haber muerto, la adolescente no respondió nada.

Los 50 estados en los Estados Unidos tienen una ley llamada ‘Refugio seguro’ (Safe Haven) con la que todas las madres que no deseen a sus hijos, tienen lugar designado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos para dejarlos para que sean cuidados.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.