Redacción BLes- Si bien en agosto en EE. UU. se inician los preparativos de regreso a las escuelas con entusiasmo en la mayoría de los casos, esta vez el virus PCCh (Partido comunista de China) causa preocupación, no obstante, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC) dicen que se puede regresar a las aulas de forma segura. 

En este sentido, los CDC implementaron pautas tendientes a garantizar la seguridad de los estudiantes, de los profesores y del personal que colabora en las instituciones educativas. 

Asimismo, el funcionamiento del sistema educativo significa un importante aporte a la  salud social, emocional y del comportamiento de los estudiantes, quienes también se benefician con los logros académicos, destaca National Review el 12 de agosto. 

Por otro lado los padres pueden regresar tranquilos a sus ocupaciones laborales, lo cual también implica un impulso económico para el país. La administración Trump se ha ocupado de todos estos aspectos. 

 “Las mejores pruebas disponibles indican que si los niños se infectan, tienen muchas menos probabilidades de sufrir síntomas graves. Las tasas de mortalidad entre los niños en edad escolar son mucho más bajas que entre los adultos”, señala la página de los CDC.

También advierte que al no asistir los niños a los colegios suelen sufrir daños significativos con efectos visibles a corto y a largo plazo.

En este aspecto, la Asociación Americana de Pediatría, advirtió que permanecer mucho tiempo  fuera de la escuela hace “difícil que las escuelas identifiquen y aborden importantes déficits de aprendizaje, así como el abuso físico o sexual de niños y adolescentes, el uso de sustancias, la depresión y la ideación suicida”, según National Review. 

Entre las recomendaciones de los CDC se insiste en el uso de las cubiertas de tela para disminuir la propagación del virus PCCh.

Se continúa con “el distanciamiento social, el lavado de manos y la limpieza y desinfección regular de las superficies que se tocan con frecuencia en las escuelas y los autobuses”, indican los CDC. 

Además especifican estrategias para las diferentes edades y situaciones de los grupos característicos de estudiantes.

En todo este proceso del retorno seguro a los colegios, el desempeño de los maestros, los entrenadores y el personal auxiliar es fundamental, así lo reconoció el presidente estadounidense Donald Trump, quien expresó su respeto por los maestros. 

“A muy pocas personas respeto más que a un gran maestro”, expresó el presidente Trump en una alocución en la Casa Blanca, agregando que son personas muy talentosas pero a las que no se les reconoce adecuadamente. Añadió parte de ese discurso a uno de sus tuits. 

 

Asimismo, la administración Trump señaló que el 65% de los padres estaban preocupados por el atraso académico que podría afectar a sus hijos si no regresaban al sistema de educación tradicional. 

“Más del 65 por ciento de los padres de Estados Unidos están muy preocupados por el retraso de sus hijos si no vuelven a la escuela”, tuiteó la Casa Blanca. 

Agregando en el mismo mensaje: “Estamos enfocados en encontrar soluciones que ayuden a cada distrito a reabrir con seguridad, lo antes posible”..

José Hermosa – BLes.com