Redacción BLes– Deborah Birx, doctora encargada de coordinar el Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre el Coronavirus ha afirmado que es seguro para los estadounidenses ir a las urnas de votación el próximo mes de noviembre pese a las restricciones por la pandemia.

En entrevista con Just The News, Birx dijo que en los últimos meses ha estado viajando en su carro a distintos Starbucks para hacer pedidos, aprovechando además para evaluar las medidas de distanciamiento social empleadas por las personas, teniendo en cuenta además el uso de mascarilla.

Según su experiencia comprando en los Starbucks de distintos estados que han presentado alarmantes casos de contagios por el virus del PCCh (Partido Comunista chino) también conocido como nuevo coronavirus, es seguro asistir presencialmente a las urnas para las próximas votaciones.

“Si vas a Starbucks en el medio de Texas y Alabama y Mississippi que tienen tasas de casos muy altas, entonces no puedo decir que sería diferente esperar en la fila en las urnas”, expresó Birx.

La coordinadora del Grupo de Trabajo de la Casa Blanca sobre el Coronavirus enfatizó que eso no significaba dejar de lado las medidas de bioseguridad, enfatizando el uso de máscaras y el distanciamiento social, “Sé que hay una manera, pero realmente tienes que prestar atención”, dijo.

El pasado sábado la Cámara de Representantes presidida por los demócratas implementó un proyecto de ley avalado por 25 mil millones de dólares para financiar el Servicio Postal de los Estados Unidos argumentando la necesidad de actualizar sus operaciones.

Los demócratas han estado pujando por el financiamiento del Servicio Postal antes de las elecciones presidenciales en noviembre asegurando que existe la necesidad de mejorar la operatividad, y al mismo tiempo, apuntando a implementar el voto a distancia en medio de la contingencia por la pandemia.

Como señala Just The News, el recuento de votos fue de 257 a 150, con 26 republicanos uniéndose a los demócratas para votar a favor de la legislación.

Para la mayoría de congresistas republicanos, la medida implementada por los demócratas para rescatar el Servicio Postal de EE. UU. además favorece a los sindicatos que respaldan al Partido Demócrata.

“Los demócratas quieren invertir miles de millones de dólares de impuestos en un sistema quebrado que ahora están controlando durante el resto de la pandemia”, aseguró el representante republicano por Kentucky, James Comer.

“La Ley Delivering for America no beneficia a todos los estadounidenses, pero favorece a los sindicatos respaldados por los demócratas”, añadió el congresista.

Comer dijo que si bien los demócratas han promovido la idea de implementar un rescate del Servicio Postal desde hace algunos meses, las propias finanzas del Servicio Postal muestran que no necesita tal financiamiento.

Por su parte, el director general de correos Luis DeJoy, en relación con el proyecto de ley votado por los demócratas, dijo que retrasaría la implementación de los cambios recientes hasta después de las elecciones y prometió que la agencia es “totalmente capaz y comprometida a entregar el correo electoral de la nación de forma segura y puntual”.

Steve Cortes, miembro del Consejo Asesor Hispano de la Casa Blanca dijo la semana pasada que los sistemas de direcciones obsoletos y las realidades de la sociedad digital moderna significaban que no era posible confiar en el correo para una elección.

“No hay cantidad de dinero que pueda preparar al Servicio Postal para el voto por correo universal”, aseguró Cortes.

Por su parte, el presidente Donald Trump, ha denunciado las medidas de los demócratas por querer usar “buzones de correo” para recoger las boletas para las elecciones presidenciales de noviembre, asegurando que sólo incentivan el fraude.

“Así que ahora los demócratas están usando buzones de correo, que son un desastre para la seguridad de los votantes. Entre otras cosas, hacen posible que una persona vote varias veces. Además, ¿quién los controla, están ubicados en áreas republicanas o demócratas? No están desinfectados por Covid. ¡Un gran fraude!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El presidente Trump prometió que vetará el proyecto de ley impulsado por la Cámara de Representantes.

César Múnera-BLes.com