Redacción BLes– El Partido Comunista chino (PCCh) interfiere en el proceso electoral y es “una amenaza mayor para la seguridad nacional”, de EE. UU., de acuerdo con las agencias de inteligencia del país.

Así lo advirtió el Director de Inteligencia Nacional (DNI, por la sigla en inglés), John Ratcliffe, quien expresó la preocupación de los funcionarios responsables de los servicios de seguridad, de acuerdo con Fox News del 17 de agosto. 

“China representa una mayor amenaza para la seguridad nacional de los EE.UU. que cualquier otra nación – económica, militar y tecnológicamente. Eso incluye amenazas de influencia e interferencia electoral”, señaló Ratcliffe.

El PCCh desde ya está realizando actividades para que el presidente estadounidense Donald Trump no sea reelegido el próximo 3 de noviembre, día de las elecciones.

Para los analistas llama la atención que los dirigentes demócratas, como la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam Schiff, no hayan expresado su descontento con estas interferencias como lo hicieron contra Rusia en el 2016.

Pelosi incluso minimizó las interferencias del PCCh en el proceso electoral, a pesar de las reiteradas advertencias del DNI, y afirmó que “no son equivalentes”, al compararlas con las de Rusia, e insistió en que se enfatizara la vigilancia de esta última nación, según Washington Post. 

Entre las actividades promovidas agresivamente por el PCCh contra el presidente Trump, se destaca una abundante propaganda, sin precedentes, orientada a deslucir a la administración de Trump, a través de los periódicos y los medios sociales.  

Los temas utilizados para desprestigiar la gestión de Trump han sido el manejo dado a la crisis causada por el virus PCCh y los disturbios impulsados por los izquierdistas tras la muerte del afroamericano George Floyd. 

De acuerdo con informes de las agencia de investigación Graphika y ProPublica, el PCCh ha utilizado miles de cuentas falsas integradas a la red llamada Dragón del Spamouflage, que publica videos prediciendo que el presidente Trump perderá las elecciones, y enalteciendo las actividades del candidato demócrata presidencial Joe Biden.

Otro de los recursos utilizados por Beijing ha sido Tik-Tok, según los especialistas como  Paul Dabrowa, un experto en seguridad nacional australiano.

“Mi equipo descubrió que TikTok puede ser usado para desencadenar respuestas y comportamientos deseados”, compartió Dabrowa a través de Jewish Press. 

Agregando que  “la propaganda armada”,  impulsada por la Inteligencia Artificial, “puede desencadenar guerras, colapso económico, disturbios y protestas de todo tipo”, dijo también: “Puede  destruir la credibilidad de las instituciones gubernamentales y poner a la población en su contra.”

Algunos creen que Beijing cambió el algoritmo de TikTok para inflamar las protestas de George Floyd, que se extendieron por todo el país en horas.

Gatestone Jonathan Bass, CEO de PTM Images, cree que la aplicación convenció a las mujeres blancas que asistían a la universidad, de identificarse con los hombres negros pobres porque promovía la narración de que a ambos grupos se les había negado oportunidades.

Trump ha sido firme en política internacional con el PCCh, con Rusia y con Irán y a eso se atribuye que quieran interferir con su reelección.

“No necesitamos ni queremos interferencias extranjeras, y el presidente Trump vencerá a Joe Biden de manera justa”, dijo el director de comunicaciones de la campaña de Trump, Tim Murtaugh, en un comunicado.

José Hermosa-BLes.com