Redacción BLes- Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en su última actualización de su sitio web el 1 de noviembre, autorizaron a que las personas que estén contagiadas con el virus del PCCh o tengan síntomas puedan votar personalmente, respetando las normas establecidas de prevención. 

Para sorpresa de muchos, los CDC publicaron que autorizan a los infectados con el virus a ejercer su derecho a votar en persona. Solicitan a aquellos que lo hagan que intensifiquen las medidas preventivas para cuidar a los demás, entre las cuales destacaron usar máscara, mantener la distancia adecuada y practicar la higiene de las manos antes y después de votar. Las personas infectadas también deben informar a los trabajadores electorales que están enfermos o en cuarentena al llegar.

“Los votantes tienen derecho a votar, independientemente de si están enfermos o en cuarentena”, publicó la agencia en su página web que se actualizó el 1 de noviembre.

En la página también se recomienda que las personas enfermas con el virus deben minimizar la cantidad de tiempo que pasan en las urnas. Esto puede ser posible, por ejemplo, llenando formularios de registro con anticipación y trayendo boletas ya completadas.

“Cuanto más preparado esté, menos tiempo tendrá que pasar en el lugar de votación”, escribió el CDC.

También se detallaron recomendaciones para aquellas personas que estén realizando trabajos electorales, principalmente en los momentos en los que sean avisados que ingresará una persona infectada, deberán recibir equipo de protección personal, incluida protección respiratoria, máscaras faciales, batas y guantes, y deben recibir capacitación para usarlo de manera adecuada.

La página del CDC, recomienda que las personas infectadas o con síntomas en lo posible utilicen medios alternativos de votación para no poner en riesgo a terceros, haciendo referencia al voto por correo, pero en absoluto prohíbe efectuar el voto en persona. 

La realidad muestra que el voto postal genera mucha desconfianza en muchos votantes por las malas experiencias en las elecciones primarias donde miles de boletas no llegaron a destino, a lo que se suma que actualmente muchas denuncias están acusando a empleados de estar descartando cajas enteras con boletas debido al colapso por el sobre uso que se está realizando de esta metodología de voto tan incentivada por los demócratas.

Según una nota del NYPost de agosto, la Junta Electoral de Nueva York comunicó que más de 84 mil boletas (el 25% del total)  enviadas por correo postal en las elecciones primarias de la ciudad fueron anuladas. Eso implica que 84 mil personas vieron frustrado su derecho al voto.

Andrés Vacca-BLes.com