Redacción BLesEl viaje de la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, a Singapur y Vietnam hizo que el régimen comunista chino emitiera comentarios burlones, basados en la reciente salida apresurada de Estados Unidos de Afganistán.  

El medio Global Times, actuando como vocero del Partido Comunista de China (PCCh), enfatizó en el desprestigio de EE. UU. que supuestamente lo incapacitaba para apoyar a los países pequeños de Asia, frente a su creciente expansionismo, citó Breitbart el 23 de agosto. 

Por su parte, Harris en su visita a Singapur destacó un enfoque de “paz y estabilidad, libertad en los mares, comercio sin trabas, avance de los derechos humanos, compromiso con el orden internacional basado en normas y reconocimiento de que nuestros intereses comunes no son de suma cero”, según South China Morning Post. 

Asimismo, criticó las vastas reivindicaciones y acciones de Pekín en el Mar de China Meridional por considerar que socavan el orden basado en normas y amenazan “la soberanía de las naciones”.

El PCCh ha reclamado territorios en el Mar de China Meridional, vulnerando derechos nacionales de países vecinos como Filipinas, Brunei, Indonesia, Malasia y Vietnam. 

Pero en el 2016, la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya determinó que la actividad militar china en ese lugar era ilegal, diciendo que el PCCh carecía de pruebas para demostrar el control exclusivo sobre la región.

“El tribunal concluyó que no había base legal para que China reclamara derechos históricos sobre los recursos dentro de las zonas marítimas que caen dentro de la ‘línea de nueve rayas’”, dijo el fallo según The Guardian.

En contexto, el entonces secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, reiteró el respaldo del fallo de la Corte de acuerdo con las declaraciones del 13 de julio de 2020. 

“Las reclamaciones de Pekín sobre los recursos marítimos en la mayor parte del Mar de China Meridional son completamente ilegales, al igual que su campaña de intimidación para controlarlos”, señaló Pompeo. 

A su vez el actual secretario de Estado, Antony Blinken denunció el comportamiento del PCCh y dijo que el gobierno de Estados Unidos continuaría con la postura de la administración Trump hacia China, refiriéndose a incursiones recientes del PCCh contra la soberanía de Filipinas. 

“También reafirmamos que un ataque armado contra las fuerzas armadas Filipinas, los buques públicos o las aeronaves en el Mar de China Meridional invocaría los compromisos de defensa mutua de Estados Unidos en virtud del artículo IV del Tratado de Defensa Mutua entre Estados Unidos y Filipinas de 1951”, dijo Blinken.

Le recomendamos: La CASTA POLÍTICA usa el DOBLE DISCURSO para engañar a la gente, explica experto

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

El viaje de Harris fue precedido por el del Secretario de Defensa Lloyd Austin a Singapur a finales de julio, durante el cual también trató de afianzar los lazos de Estados Unidos con Vietnam.

En esa oportunidad amplió el contexto de las agresiones del PCCh contra los países vecinos.

“Desgraciadamente, la falta de voluntad de Pekín para resolver las disputas de forma pacífica y respetar el estado de derecho no solo se produce en el agua”, dijo Austin. 

Y agregó: “También hemos visto agresiones contra India… actividad militar desestabilizadora y otras formas de coerción contra el pueblo de Taiwán… y genocidio y crímenes contra la humanidad contra los musulmanes uigures en Xinjiang”.

Luego de su visita a Singapur, Harris visita a Vietnam. Poco antes de su llegada el primer ministro vietnamita, Pham Minh Chinh, mantuvo una reunión no anunciada con el embajador chino, Xiong Bo.

Esta reunión dio lugar a ciertas sospechas de parte Murray Hiebert, experto en el sudeste asiático del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

“El hecho de que el embajador de China insistiera en reunirse con el primer ministro vietnamita, poco antes de que Harris aterrizara demuestra el temor de Beijing a que su vecino comunista se incline hacia Estados Unidos”, comentó Hiebert según The Strait Times. 

José Hermosa– BLes.com