Redacción BLes– Un republicano de Kentucky no se vacunará porque es poco probable que contraiga la enfermedad.

El senador Rand Paul hizo una objeción de conciencia a vacunarse contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

Paul se infectó en marzo de 2020 y desde entonces se ha recuperado completamente. Sostiene que es uno de los millones de estadounidenses que desarrollaron una inmunidad natural y que es poco probable que vuelva a sufrir el virus.

“[Alrededor de] 100 millones de estadounidenses se contagiaron del COVID (virus PCCh) de forma natural y tienen inmunidad de forma natural”, dijo al programa “The Cats Roundtable” de la 77 WABC. “Acabo de tomar mi decisión personal de no vacunarme porque ya he tenido la enfermedad y ahora tengo inmunidad natural”.

El senador instó al director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, a que revele plenamente el impacto directo que tuvieron los cierres y las normas de distanciamiento social en la lucha contra la pandemia.

“Muéstreme pruebas de que las personas que ya han contraído la infección están muriendo en gran número, o siendo hospitalizadas, o enfermando gravemente”, se le oye decir.

Le recomendamos: RÉGIMEN CHINO brinda MILLONARIA AYUDA ECONÓMICA y MILITAR a HAMÁS

Ad will display in 09 seconds

El republicano, que fue uno de los primeros funcionarios en dar positivo al virus, expresó su frustración por la política del gobierno de Joe Biden de introducir restricciones gubernamentales draconianas con el pretexto de salvar vidas.

“Es muy importante que el gobierno no nos diga lo que tenemos que hacer, que nos imponga mandatos sin tener primero la carga de demostrar que estos mandatos están ayudando realmente a la salud pública”, dijo. “En un país libre uno pensaría que la gente honraría la idea de que cada individuo puede tomar sus decisiones médicas”.

Paul acusó al Partido Demócrata de recurrir a la extralimitación normativa, en lugar de educar al público para que asuma la responsabilidad de su propia salud y bienestar.

“¿Van a decirme también que no puedo comer una hamburguesa con queso?”, dijo. “¿Van a decirme [entonces] que tengo que comer sólo zanahorias [para] reducir mis calorías? Todo eso puede ser bueno para mí, pero no creo que el ‘gran hermano’ ‘deba decirme que lo haga'”.

También cree que Estados Unidos sería un país muy diferente si Donald Trump siguiera en el Despacho Oval.

“No sería el ‘gran hermano’ el que vendría a decirme lo que tengo que hacer”, dijo.

Las declaraciones se produjeron después de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) instaran a los pacientes, incluso con antecedentes del virus PCCh, a vacunarse.

“Debe vacunarse independientemente de si ya ha tenido el COVID-19 (Virus PCCh) [y] eso es porque los expertos aún no saben durante cuánto tiempo está protegido de volver a enfermar después de recuperarse”, dijo el sitio web de los CDC.

“Incluso si ya se ha recuperado del COVID-19 (Virus PCCh) es posible -aunque raro- que pueda infectarse con el virus que causa el COVID-19 (Virus PCCh) de nuevo”, añadía.

En el momento de la publicación, los CDC informaron de que casi la mitad de los estadounidenses adultos se habían vacunado completamente, y que el 61,1% de la población ya había recibido al menos una dosis.

Los CDC confirmaron previamente a la CNN que hubo 5.800 estadounidenses vacunados que aún se infectaron por el virus PCCh y experimentaron algunas condiciones de salud adversas, con al menos 74 víctimas mortales.

Laura Enrione – BLes.com