Redacción BLes– El 28 de marzo, el Senado aprobó su versión de un proyecto de ley largamente paralizado. Este proyecto de ley multimillonario pretende impulsar la industria nacional de semiconductores y reforzar la competitividad de Estados Unidos frente a China.

La legislación fue aprobada por el Senado por 68-28 votos. Incluye 52.000 millones de dólares en subvenciones e incentivos para contrarrestar la creciente influencia de China y mejorar la fabricación, especialmente en la industria de los semiconductores. También ayuda a aliviar la escasez mundial de chips.

Esta aprobación es un paso crítico necesario para negociar con la Cámara la legislación final.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, dijo: “La nación que sea la primera en dominar las tecnologías del mañana remodelará el mundo a su imagen”.

“Estados Unidos no puede permitirse quedar en segundo lugar cuando se trata de tecnologías como el 5G, la IA (inteligencia artificial), la computación cuántica, los semiconductores, la bioingeniería y mucho más”.

Añadió que la legislación largamente estancada sería “uno de los logros más importantes del 117º Congreso.”

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Wang Wenbin, dijo en una rueda de prensa habitual en Beijing el 29 de marzo que el proyecto de ley “exageraba la teoría de la amenaza de China”.

Y añadió: “El desarrollo de Estados Unidos es asunto suyo. Como la mayor economía del mundo, lo que Estados Unidos debería hacer es mantener la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales, incluso en la industria de los semiconductores, en lugar de meterse con China de vez en cuando y ver a China como un enemigo imaginario.”

Schumer y el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, han estado discutiendo los detalles para iniciar las discusiones oficiales sobre el proyecto de ley ya en abril y celebrar una votación en el pleno en mayo o junio.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.