Redacción BLes–El secretario del Departamento de Seguridad Doméstica (DHS), Alejandro Mayorkas, dijo el jueves 18 de marzo que el gobierno de Biden no sólo no expulsará a los niños enviados solos a la frontera entre México y Estados Unidos, sino que también “cuidará de ellos”.

Mayorkas hizo estos comentarios cuando se le preguntó sobre el mensaje del martes del presidente Joe Biden a los migrantes en el que les decía que no vinieran a Estados Unidos y el tiempo que debían esperar antes de intentar llegar a ese país.

“En semanas, en varios meses, ampliaremos los procesos legales que ya hemos empezado a reconstruir”, respondió Mayorkas. “Ya hemos reinstituido el programa de menores centroamericanos que se construyó en la administración Obama-Biden y que fue derribado por la administración anterior”.

“Algunos padres amorosos podrían enviar a su hijo a atravesar México solo, para llegar a la frontera sur, nuestra frontera sur. Espero que no emprendan ese peligroso viaje, pero si lo hacen, no expulsaremos a ese niño pequeño. Cuidaremos de ese niño pequeño y lo uniremos a un padre responsable. Eso es lo que somos como nación, y podemos hacerlo”, dijo.

Según CBS News, casi 9.500 menores no acompañados fueron puestos bajo custodia en la frontera de Estados Unidos el mes pasado, un aumento de más de 3.700 desde enero. Algunos niños dijeron que tenían que turnarse para dormir en el suelo, mientras que otros contaban a los abogados “que nunca veían el sol”.

A principios de esta semana, más de 3.200 niños no acompañados estaban atrapados en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza. Casi 1.400 de ellos han estado retenidos más de 72 horas, el límite legal que tienen los agentes fronterizos para entregar a los menores no acompañados a la oficina de refugiados.

Sin embargo, durante su primera comparecencia ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes en su nuevo cargo el miércoles, Mayorkas evitó describir la oleada de niños no acompañados en la frontera como una “crisis”.

El gobierno de Biden sigue enfrentándose a fuertes críticas mientras una oleada tras otra de adultos y menores no acompañados entran en el país, muchos de ellos con resultados positivos en las pruebas del virus PCCh (coronavirus). Un centro de menores no acompañados en Texas está ahora al 729% de su capacidad para albergar a esos niños mientras los contrabandistas de personas ganan millones en la frontera.

El congresista Troy Nehls (republicano de Texas) acusó esta semana a la administración Biden de “ayudar e instigar el delito de tráfico de personas” al permitir que los niños no acompañados sean liberados en el país.

Le recomendamos:

“Van a ver a los niños migrantes almacenados en campamentos que están llenos hasta los topes ahora mismo, y el problema va a seguir empeorando a medida que avanzan los días y las semanas y los meses. Tiene que dar marcha atrás. Esto es inhumano”, dijo Nehls a Fox News.

“Tenemos un problema de tráfico de personas. Es un problema en toda nuestra nación. Cuando se empieza a permitir que los niños migrantes entren en nuestro país para ser entregados a un patrocinador o a un cuidador, al que investigamos muy poco, el presidente es cómplice de esto. Está dando la bienvenida a estos niños. No sólo es peligroso para los niños migrantes que vienen, sino también para el pueblo estadounidense”, añadió.

Ann Wilson– BLes.com