Redacción BLes– El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, encabezará una delegación estadounidense en Taiwán en los próximos días según informó en un comunicado oficial el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Convirtiéndose en el  funcionario estadounidense de más alto rango en visitar el país desde 1979.

Durante su estadía, Azar tiene, entre otras reuniones protocolares, un encuentro planificado con la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen. 

Con esta visita, el gobierno de los Estados Unidos busca fortalecer la asociación entre Estados Unidos y Taiwán, y a su vez mejorar la cooperación entre ambos países para combatir la pandemia mundial del virus del PCCh.

La administración Trump desde el inicio de la pandemia ha elogiado la manera en que Taiwán enfrentó el virus, y en reiteradas ocasiones lo tomó como un ejemplo a seguir.

“La reciente pandemia COVID-19 brindó a la comunidad internacional la oportunidad de ver por qué el modelo de respuesta a la crisis de Taiwán es digno de ser imitado”, fueron las palabras del Secretario de Estado Mike Pompeo en un comunicado de prensa el 26 de mayo

La visita de las autoridades estadounidenses probablemente crearán nuevas fricciones entre Estados Unidos y el régimen chino, quien aún afirma que Taiwán es parte de su propio territorio. El Partido Comunista Chino (PCCh) ha tratado de aislar a Taiwán permanentemente y excluirlo de foros y asociaciones internacionales clave, incluida la Organización Mundial de la Salud.

Azar se reunirá con altos funcionarios taiwaneses, expertos en epidemiología e investigadores médicos con el objetivo de aumentar el intercambio de tecnología entre los Estados Unidos y Taiwán. Azar también pronunciará lo que los funcionarios estadounidenses describieron como un discurso histórico en el que argumentará a favor de la inclusión de Taiwán en el escenario internacional.

El régimen comunista chino luchó arduamente para mantener a Taiwán excluido de las recientes reuniones de la OMS en torno al virus del PCCh y es probable que vea el viaje de Azar como otro movimiento provocativo de la administración Trump.

Taiwán fue el primer país en anunciar la existencia del virus, sin embargo la OMS omitió toda información brindada. Además fue clave en la lucha contra la propaganda china alegando que el régimen estaba ocultando información mientras exportaba el virus al mundo entero. 

“Estados Unidos condena la exclusión de Taiwán de la Organización Mundial de la Salud”, dijo Azar al Washington Free Beacon. “En un momento en que el mundo sigue luchando contra la pandemia, necesitamos organizaciones internacionales que cumplan con sus misiones declaradas y sirvan a los intereses de todos los estados miembros, no a jugar a la política mientras las vidas están en juego”.

Antes de partir rumbo a Taiwán, Asad, no escatimo elogios y dijo en un comunicado de prensa que Taiwán fue un modelo de transparencia y cooperación en salud global durante la pandemia. Y agregó “Espero transmitir el apoyo del presidente Trump al liderazgo de salud global de Taiwán y subrayar nuestra creencia compartida de que las sociedades libres y democráticas son el mejor modelo para proteger y promover la salud”.

Andrés Vacca-BLes.com