Redacción BLesTres docenas de los grupos empresariales más influyentes de los Estados Unidos, se han unido para solicitar a la administración Biden que reinicie las negociaciones con el régimen chino y reduzca de inmediato los aranceles a las importaciones. La iniciativa habría sido motivada tras un mensaje amenazante por parte del régimen chino a los empresarios locales asegurando que no avanzará en temas comerciales hasta que EE. UU. acepte el acuerdo comercial de Fase Uno.

Los grupos empresariales que representan a minoristas, fabricantes de chips, agricultores y otros, están pidiendo a la administración Biden que reduzca los aranceles sobre productos electrónicos, prendas de vestir y otros productos de origen chino, que pagan los importadores estadounidenses, según reportó el viernes Fox Business.

Las agrupaciones escribieron en conjunto una carta dirigida a Katherine Tai, la representante comercial de Estados Unidos y a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, diciendo que supuestamente Beijing había cumplido con “importantes puntos de referencia y compromisos” en el acuerdo comercial iniciado durante la era Trump.

“Una agenda comercial centrada en los trabajadores debe tener en cuenta los costos que imponen los aranceles estadounidenses y chinos a los estadounidenses aquí y en casa y eliminar los aranceles que dañan los intereses estadounidenses”, decía la carta.

Sin embargo la realidad mostró que el 15 de enero se cumplió un año de la firma de lo que prometía ser un gran acuerdo comercial entre las dos potencias económicas, Estados Unidos y China. Pero el régimen comunista incumplió con sus compromisos desde el comienzo por lo que los resultados no fueron los mejores, tal como reportó oportunamente el South China Morning Post (SCMP).

A lo que se suma que la relación bilateral empeoró mes a mes durante todo el 2020 a causa de la pandemia provocada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh). 

La idea del acuerdo planificado y negociado por la administración Trump, era dar por terminada la guerra comercial y desarrollar una nueva relación bajo los principios de “comercio justo y recíproco”.

Ambas partes se comprometían a ceder en ciertas cuestiones. El gigante asiático se comprometió a comprar bienes estadounidenses por valor de unos 200.000 millones de dólares en dos años, entre ellos 50.000 millones en productos agrícolas, 50.000 millones en energía y 75.000 millones en manufacturas.

A su vez, Estados Unidos rebajó a la mitad, hasta el 7,5%, los aranceles impuestos a importaciones chinas por valor de 120.000 millones de dólares y canceló gravámenes adicionales.

Le recomendamos:BOMBA | Revelan que Soros FINANCIA a 37 relatores especiales de la ONU

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Sin embargo, un año después de haber firmado la fase uno del acuerdo, el régimen chino no ha cumplido con sus compromisos de compra y el déficit comercial de Estados Unidos con la potencia asiática se ha incrementado. 

Con la nueva administración, surgió la incógnita sobre como continuarían las relaciones comerciales con el gigante asiático y sobre todo si Estados Unidos mantendría las duras exigencias impuestas por la administración anterior al régimen chino, que permitieron, entre otras cosas, un histórico desarrollo de la economía interna en un inusual y explosivo proceso de sustitución de importaciones. 

Hasta el momento, la administración Biden no ha señalado si tiene la intención de mantener los aranceles sobre los productos chinos ni cómo enfocará durante los próximos meses la relación bilateral.

Acorde a lo reportado por Fox Business, la Sra. Tai se reunió en privado el jueves con ejecutivos de grandes empresas de la costa oeste durante una parada en Seattle, y expresó su simpatía por la solicitud de los empresarios de que la administración termine la revisión de las políticas comerciales con China, pero no habría dado ningún detalle sobre la política en desarrollo o cuándo se dará a conocer.

Por su lado, la Sra. Yellen ha dicho que considera que los aranceles son económicamente perjudiciales, pero otros funcionarios de la administración han dicho en privado que sus comentarios no pretendían indicar un cambio en la política comercial de Estados Unidos.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.