Redacción BLesLa influencia que el régimen comunista chino obtiene sobre la Universidad de Nueva York (NYU, por la sigla en inglés) por sus cuantiosas donaciones le permite participar en la toma decisiones aún sobre los programas universitarios y sobre el plan de estudios.

“China ha emprendido una agresiva campaña financiera en la educación superior estadounidense, comprando influencia con regalos y contratos multimillonarios”, denunció Rachelle Peterson, miembro de la Asociación Nacional de Académicos (NAS), según The Washington Free Beacon del 20 de marzo. 

Peterson agregó: “Esto incluye ejercer influencia sobre el plan de estudios y presionar para que se denieguen las invitaciones a hablar a los disidentes chinos u otras personas no gratas”.

Asimismo explicó que frecuentemente las condiciones son oscuras y secretas, pero es claro que el Partido Comunista de China (PCCh) lo toma como una inversión sobre la cual obtiene beneficios durante años. 

Peor aún, los agentes del PCCh abusan físicamente de los estudiantes de la sede de la universidad en Shanghái, como ocurrió recientemente.

Nueve estudiantes, entre ellos seis estadounidenses, relataron que fueron golpeados y detenidos hasta por 16 horas por agentes vestidos de paisano. 

“El tipo sangraba literalmente por la cabeza al recibir patadas de la policía”, relató un estudiante. “No tenían traductor, así que no tenían ni idea de lo que estaba pasando…. La chica recibió una paliza por huir de dos policías de paisano sin placa”, según The Washington Free Beacon.

Le recomendamos:

Adicionalmente, el PCCh aprovecha la oportunidad para hacer propaganda e ideologizar a los estudiantes  con sus teorías políticas. 

Informes del 2019 revelaron que el campus de NYU en Shanghái ofrecía a los estudiantes un curso de “educación cívica” que incluía clases sobre el “Pensamiento Mao Zedong” y su versión de la historia del partido comunista chino.

Por otro lado, la información pública señala que la NYU recibió más de 47 millones de dólares en regalos y contratos de China, incluidos más de 2 millones de dólares directamente del régimen chino entre 2014 y 2019.

Además, la mayor parte de ese dinero proviene de fuentes “anónimas” chinas, que figuran como regalos y no como contratos.

La influencia del PCCh en las universidades no pasa desapercibida para los legisladores estadounidenses, en este sentido se expresó el senador Rick Scott, republicano por el estado de Florida.

Scott llamó la atención acerca del silencio que guardan las universidades sobre sus vínculos con el PCCh, mientras salen “a combatir las injusticias”, obedeciendo a la izquierda radical, según su artículo en Townhall del 10 de septiembre.

“La izquierda radical se ha abierto camino en nuestras universidades y se ha centrado en combatir las injusticias percibidas, renombrando edificios, liberalizando los planes de estudio y promoviendo espacios seguros en lugar de un debate abierto y honesto”, escribió Scott. 

“Mientras tanto, guarda silencio sobre sus conexiones con la China comunista, un país que comete un genocidio contra su población musulmana y oprime activamente al pueblo de Hong Kong”, agregó Scott.

José Hermosa– BLes.com