Redacción BLesEl Partido Comunista Chino (PCCh), envió 77 aviones de guerra algunos con capacidad de disparar bombas nucleares al espacio aéreo de Taiwán este fin de semana, provocando la respuesta de Estados Unidos que advirtió a China que su compromiso con la isla sigue siendo ‘sólido como la roca’, reportó Daily Mail.

El comportamiento bélico y provocador del régimen chino sigue escalando la tensión en la región.

Comenzando el viernes 1 de octubre, que fue la fecha de la creación del PCCh, el régimen envió en tres misiones diferentes un total de 77 aviones de guerra, reportó el gobierno de Taiwán.

Las otras dos misiones fueron el domingo y este lunes 4 de octubre.

Entre los aviones enviados había una mezcla de cazas J-16 y Su-30, así como de aviones antisubmarinos y de alerta temprana. Los sobrevuelos del viernes incluyeron bombarderos H-6 con capacidad nuclear, aunque no especificaron si estaban armados con ojivas.

Es la provocación más grande en términos de cantidad de aviones del PCCh hasta ahora.

El domingo, el Ministerio de Defensa de Taiwán dijo que envió aviones de combate para alejar a los aviones chinos, mientras que se desplegaron sistemas de misiles para vigilarlos.

El vocero del Departamento de Estado, Neil Price, emitió un comunicado asegurando que Estados Unidos reafirma su compromiso de defender una posible invasión china a la isla de Taiwán:

“Estados Unidos está muy preocupado por la provocativa actividad militar de la República Popular China cerca de Taiwán, que es desestabilizadora, corre el riesgo de cometer errores de cálculo y socava la paz y la estabilidad regionales. Instamos a Beijing a que cese sus presiones y coacciones militares, diplomáticas y económicas contra Taiwán”.

El PCCh reclama soberanía sobre la isla que durante la guerra civil de 1949, el Kuomintang estableció como independiente de China continental y se ha mantenido así desde entonces.

Taiwán a diferencia de la dictadura comunista, mantiene un sistema democrático, ha preservado sus raíces culturales, incluyendo la escritura tradicional que el régimen chino intentó reemplazar con el pinyin romanizado.

Por la presión del PCCh, Taiwán es solo reconocido por 15 naciones en todo el mundo como un país independiente, sin embargo, mantienen relaciones diplomáticas informales en todo el mundo, incluyendo los Estados Unidos.

“Tenemos un interés permanente en la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán. Seguiremos ayudando a Taiwán a mantener una capacidad de autodefensa suficiente”, aseguró el vocero del Departamento de Estado.

“El compromiso de Estados Unidos con Taiwán es sólido como una roca y contribuye al mantenimiento de la paz y la estabilidad a lo largo del Estrecho de Taiwán y en la región. Seguiremos apoyando a nuestros amigos y aliados para promover nuestra prosperidad, seguridad y valores compartidos y profundizar nuestros lazos con el Taiwán democrático”, finaliza diciendo el comunicado.

La provocación del régimen chino llega días después de que Estados Unidos, el Reino Unido y Australia firmaran un acuerdo militar para ayudar a que Australia, otro aliado de Taiwán, a que adquiera submarinos con capacidad nuclear.

La tensión entre el PCCh y Australia también escaló desde que el gobierno australiano se sumara a las voces internacionales que pidieron una investigación independiente sobre el origen del virus en Wuhan, China.

El vocero del PCCh utilizó uno de los medios estatales, el Global Times para intentar amedrentar al gobierno australiano diciendo que ‘Australia está dispuesta a acompañar a Taiwán… para convertirse en carne de cañón’.

No obstante, Australia el jefe de gabinete de Australia, Greg Hunt, optó por bajarle el tono a la confrontación diciendo que “nuestra esperanza es la paz. Y creemos que la podemos mantener”.

Por su lado el ministro de asuntos exteriores, Joseph Wu, respondió a las provocaciones diciendo: “Estoy seguro de que si China va a lanzar un ataque contra Taiwán. Creo que ellos también van a sufrir enormemente”.

El sentimiento anti China en la India también ha crecido en los últimos tiempos tras un conflicto en la frontera compartida del Himalaya en el que decenas de soldados indios fueron brutalmente asesinados por militares chinos.

Por lo tanto, si se produjera un conflicto en la región, el PCCh tendría que enfrentarse a una alianza formada por Estados Unidos, India, Australia, el Reino Unido, Taiwán y, muy probablemente, Japón.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.