Redacción BLes– El régimen chino desestima que la aplicación TikTok, de la compañía ByteDance, termine siendo vendida a potenciales compradores en EE. UU. como Oracle o Microsoft, prefiriendo antes que esta cierre sus operaciones en el país luego de que el presidente Donald Trump diera un plazo para su venta.

De acuerdo con Reuters, actualmente TikTok se encuentra en medio de conversaciones que apuntan a su venta en Estados Unidos, según las órdenes dadas por el presidente Trump de permitir sus operaciones en el país sólo si vendía sus activos a una compañía estadounidense.

No obstante, los funcionarios del régimen chino sostienen que una venta forzada llevaría a que tanto ByteDance como China podrían verse ‘débiles’ ante la presión que ejerce Washington.

La aplicación fue acusada por el gobierno de los Estados Unidos de ser una amenaza para la seguridad nacional ante las preocupaciones sobre la ley china que requiere a las empresas de ese país compartan datos con el régimen.

El viernes pasado el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, aseguró durante una rueda de prensa periódica que EE: UU. estaba abusando del concepto de seguridad nacional, acusando al gobierno además de oprimir a las empresas extranjeras.

Según la agencia de noticias AP, TikTok ha elegido a Oracle sobre Microsoft como el socio estadounidense que podría ayudar a mantener vigente la aplicación para compartir videos en EE. UU.

Por su parte, TikTok ha negado haber compartido datos de los usuarios con el régimen chino o que lo haría si se lo solicitara. La compañía sostiene que tampoco ha censurado videos a pedido de las autoridades chinas, insistiendo en que no es una amenaza a la seguridad nacional.

El régimen chino anunció el pasado 28 de agosto que implementará nuevas regulaciones de tecnologías que requieren de una aprobación antes de ser exportadas. Según los expertos, el algoritmo de recomendación de TikTok estaría incluido en la lista.

Dicha medida obligaría a ByteDance a obtener una licencia de China para poder exportar dicha tecnología a una empresa extranjera.

La Casa Blanca de igual modo ha tomado medidas enérgicas contra una variedad de empresas chinas, incluidos los fabricantes de equipos de telecomunicaciones Huawei y ZTE y la aplicación de mensajería WeChat, por las preocupaciones sobre el control de datos.

César Múnera-BLes.com