Redacción BLes– La expansión militar que el régimen chino pretende sobre el Mar Meridional Chino, no sólo se puede ver en los esfuerzos por el dominio de la zona llevando a cabo ejercicios militares con cazas y bombarderos, sino que eventualmente la zona podría convertirse en una que está completamente vigilada.

Beijing estaría llevando a cabo la construcción de plataformas que contarían con sensores y comunicaciones.Una investigación reciente de la Iniciativa de Transparencia Asiática del CSI, indica que las plataformas hacen parte de lo que el régimen chino llama como “Red de Información del Océano Azul”.

Según el analista militar H.I. Sutton, la red de plataformas podría ser un esfuerzo de la Armada China (PLAN) por controlar el Mar del Sur de China.

“No es realista suponer que el PLAN no puede acceder a los datos de sus sensores con fines militares. Y pueden ser parte de una red de sensores mucho más grande, la mayor parte de la cual no se ve debajo de las olas”, señaló el analista en un artículo de la revista Forbes.

La implementación de dicha plataforma daría al régimen chino una clara ventaja sobre otros países de la región, además con esta podrían monitorear los movimientos de la Armada de los Estados Unidos, indica el analista, quien afirma que una parte de la información sobre el proyecto habría sido revelado en la exposición Langkawi International Maritime and Aerospace en 2019

El analista experto en guerra submarina explica que estas plataformas además de incorporar una gama de sensores y comunicaciones estarían equipadas con torretas de sensores electroópticos / infrarrojos, radio de alta frecuencia y mástiles celulares.

Además contarían con un gran domo de radar el cual podría tratarse del sensor principal. Las plataformas están desocupadas y rara vez requieren de mantenimiento. Estas no han atraído tanta atención mundial como las bases aéreas y estaciones de radar que China ha estado construyendo en los últimos años en los arrecifes sobre los que tiene control físico, señala Sutton.

Las plataformas se sitúan sobre aguas chinas y algunas otras están comenzando a ser implementadas en aguas internacionales, según indica el analista militar, quien afirma que de esa manera China ha “aumentado considerablemente” su cobertura de radar en el Mar de China Meridional.

De esa manera Sutton indica que el régimen chino cuenta con una “cadena ininterrumpida” de radares entre Hainan y sus bases situadas en las islas Paracel y Spratly.

Las plataformas pueden estar formadas por una red de sensores mucho más grande la cual no se vería a simple vista ya que estaría debajo de las olas, denominada como la ‘Gran Muralla Subacuática’.

Que China está planeando esta red de sensores del fondo marino no es algo oculto, pero naturalmente la tecnología, la ubicación y el estado son un secreto militar, de acuerdo con Sutton.

El analista militar también recuerda en el artículo que las disputas territoriales sobre el Mar del Sur de China involucra los reclamos de Filipinas, Vietnam, Malasia, Brunei y Taiwán.

“China reclama casi toda el área, incluidas muchas islas y arrecifes que son, de facto, partes de otros países. Los límites exactos de las afirmaciones chinas son ambiguos y generalmente se conocen como la línea de nueve guiones. Pero el espíritu de su reclamo es claro: a los ojos de Beijing, el SCS pertenece a China”, afirma Sutton.

César Múnera-BLes.com