Redacción BLes- El sábado 17 de octubre, un informe del Wall Street Journal detalló que el régimen chino amenazó con tomar como rehenes a estadounidenses en China si el Departamento de Justicia no desiste enjuiciar a varios investigadores chinos arrestados en suelo estadounidense este año.

El informe que fue elaborado citando a testigos familiarizados con el tema, reveló que en repetidas ocasiones, los funcionarios del régimen chino han amenazado a sus homólogos estadounidenses con la detención de ciudadanos americanos en suelo chino, según el New York Post.

La represalia del régimen chino denominada “diplomacia de los rehenes” se habría dado en respuesta al arresto de al menos cinco académicos chinos acusados de tener vínculos con el Ejército Popular de Liberación chino que visitan universidades estadounidenses para realizar investigaciones.

Los arrestos vinieron luego de que el Departamento de Estado ordenara a China cerrar el consulado de Houston el pasado mes de julio, emitiendo además una orden para que Beijing destituyera a todos los investigadores militares que se encuentran actualmente en Estados Unidos. 

El New York Post señala que los científicos fueron acusados por fraude de visas, y por haber mentido a las autoridades de inmigración estadounidenses acerca de su estado activo en el ejército chino.

Las amenazas por parte del régimen chino comenzaron a ser emitidas durante el verano luego de que la investigadora china Juan Tang, quien trabajaba para la universidad de California en Davis, fuera interrogado por el FBI y se instalara durante un mes en el consulado chino de San Francisco.

De acuerdo con Daily Wire, la táctica que ahora emplea el régimen chino ha sido utilizada durante años, llegando a detener a extranjeros bajo cargos que en sus países de origen son considerados como fraudulentos.

El programa de los Mil Talentos de China así mismo ha estado bajo la mira de los fiscales federales de los Estados Unidos, dado que subvenciona a investigadores con el compromiso de que mantengan ocultos los pagos. El programa también facilita entablar lazos con China.

Gui Minhai, un ciudadano de origen sueco fue detenido y condenado en una prisión china por supuestamente “proporcionar inteligencia ilegalmente en el extranjero”, lo cual fue cuestionado por el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional y el gobierno sueco.

Otro caso es el del estadounidense Mark Swidan, quien ha permanecido bajo detención del régimen chino desde el año 2012 por cargos de tráfico de drogas y según informa el Daily Wire, particularmente los supervisores del sistema de justicia de China dicen que los cargos por drogas son falsificados por el gobierno chino para detener a personas por razones políticas.

El mes pasado el Departamento de Estado emitió un asesoramiento de viaje para advertir a los estadounidenses que eviten viajar a China y Hong Kong “debido al COVID-19 y la aplicación arbitraria de las leyes locales”.

El aviso además indicó que “el gobierno de la República Popular China hace cumplir arbitrariamente las leyes locales, incluso mediante la realización de detenciones arbitrarias e ilícitas y mediante el uso de prohibiciones de salida de ciudadanos estadounidenses y ciudadanos de otros países sin el debido proceso legal”, de acuerdo con Bizpac Review.

César Múnera-BLes.com