Redacción BLes- El jueves 25 de septiembre el presidente Donald Trump firmó varias órdenes ejecutivas que harían parte de un plan de atención médica prometido hace años en el que se incluiría opciones como la reducción en los costos de los medicamentos recetados o el fin de la denominada ‘facturación sorpresa’.

De acuerdo con el Washington Free Beacon, el plan del presidente ofrecería “una mejor atención, con más opciones, a un costo mucho menor, y trabajaría para garantizar que los estadounidenses tengan acceso a la atención que necesitan”, según detalló Trump durante un discurso en Charlotte, Carolina del Norte.

El seguro asequible, el aumento de la transparencia de los precios y la protección de los pacientes con enfermedades preexistentes también harían parte de las políticas propuestas en el plan su plan atención médica.

Con el fin de que la Corte Suprema dictamine como inconstitucional la Ley de Atención Médica Asequible (ACA por sus siglas en inglés), un plan en salud distintivo de la administración pasada, el presidente Trump lanzó la propuesta de atención médica ‘America First’.

Como ha informado TownHall, el presidente señala y critica a la ACA por no poder ampliar la cobertura y reducir el precio de las primas, pese a las promesas de la administración de Obama.

“El 22 de diciembre de 2017, promulgué la derogación de la onerosa multa por mandato individual, liberando a millones de estadounidenses de bajos ingresos de un impuesto que los penalizaba por no comprar cobertura de seguro médico que no querían o no podían pagar”, escribió el presidente Trump en un comunicado de la Casa Blanca.

De acuerdo con Trump, su administración ha aumentado la disponibilidad de planes de atención médica renovables a corto plazo y de atención limitada, “brindando opciones que son hasta un 60 por ciento más baratas que las alternativas menos costosas bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA)”.

La orden promulgada por el presidente Trump llega a sólo unas pocas semanas de que la Corte Suprema escuchara una demanda presentada por varios estados republicanos que determinaron como inconstitucional la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Ante la vacante que ha dejado en la Corte Suprema el deceso de la juez liberal Ruth Bader Ginsburg, la nominación del presidente Trump y los republicanos con un jurista conservador,  podría acelerar el proceso de derogación de Obamacare ya que el tribunal supremo cambiaría la división ideológica de 5-4 a 6-3, a favor de los conservadores.

Con la derogación de la ley de atención médica de Obama se eliminaría la prohibición de negar cobertura sobre la base de condiciones preexistentes, por lo que la orden ejecutiva firmada por el presidente se orientó a garantizar el servicio de todos los estadounidenses con dichas condiciones independientemente de si se deroga o no la ley.

Como señala OAN, el presidente además ha abogado por que los 33 millones de beneficiarios de Medicare sean acreedores de un subsidio avalado en 200 dólares que sirva para cubrir los costos de los medicamentos recetados, anunciando la inclusión de una regla que permitiría una importación más favorable de medicamentos recetados desde Canadá.

César Munera-BLes.com