El anuncio fue realizado vía Twitter desde la cuenta del presidente Donald Trump, en medio de críticas a los demócratas por sus intereses políticos al respecto. 

La mayoría de las escuelas en los Estados Unidos permanecen aún cerradas, debido a la pandemia del virus del PCCh. La administración Trump manifestó el pasado martes en un encuentro en la Casa Blanca, sus deseos e intenciones determinantes de reabrir las escuelas cuando comience el otoño. Ahora reafirma su postura, advirtiendo con cortar los subsidios en caso de no iniciar.

En un nuevo tweet el presidente Trump dijo “En Alemania, Dinamarca, Noruega, Suecia y muchos otros países, las escuelas están abiertas sin problemas. Los demócratas piensan que sería políticamente malo para ellos si las escuelas de los Estados Unidos abren antes de las elecciones de noviembre, pero es importante para los niños y las familias. ¡Puede cortarse el financiamiento si no se abren!”, éstas fueron las palabras del presidente Trump.

En el comunicado señaló que en varios países como Alemania, Dinamarca, Noruega, Suecia, las escuelas están abiertas y no se están detectando problemas relacionados a la reapertura de las mismas. Incluso el instituto de investigación del Ministerio de Salud holandés publicó esta semana, que los niños juegan un papel poco relevante en la propagación del virus del PCCh. 

La disputa con los demócratas al respecto de la apertura de las escuelas lleva varios días. El propio presidente Trump apunta contra ellos en su mensaje de Twitter insinuando que sería perjudicial para los demócratas la apertura de las escuelas antes de las elecciones de noviembre, y por este motivo es que estarían poniendo trabas. 

Incluso en otro tweet el día lunes fue muy fuerte con su contrincante demócrata Joe Biden, cuando lo acusó de corrupto a él y a su entorno, por no querer abrir las escuelas en otoño por razones políticas y no por razones de salud como suelen argumentar.

Tal como informaron muchos medios de comunicación, en el mencionado encuentro del día martes, el presidente Trump anunció que presionará a los gobernadores y líderes estatales que estén politizando la decisión de reabrir las escuelas.

El presidente Trump, siendo firme y consecuente con su postura también criticó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) por sus “muy duras y costosas directrices para abrir escuelas”.