Jimmy Morales, presidente de Guatemala y su esposa, la Primera Dama Patricia Marroquín de Morales, viajaron el 2 de noviembre a los Estados Unidos con objetivos de trabajo, relacionados con migración, de acuerdo con la oficina presidencial de su país.

En un comunicado de prensa de la entidad, el mandatario y su esposa, desde el viernes visitaron el Estado de Florida para verificar la situación de los niños que se alojan en los centros del Servicio de Migración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés).

Por otro lado, durante el fin de semana supervisarán las funciones de las oficinas del consulado dedicadas a la expedición de pasaportes, ubicadas en Palm Beach, y que fueron inauguradas en agosto de este año.

Asimismo, revisará lo programado para la recepción de la caravana de migrantes, una vez sus integrantes lleguen a los Estados Unidos.

Retorno a Centroamérica

El dignatario guatemalteco viajará el lunes hasta Honduras a fin de tratar con su homólogo del país vecino, Juan Orlando Hernández, temas relacionados con los migrantes hondureños que han optado por repatriarse a través de territorio de Guatemala.

Posteriormente se dirigirá a El Salvador donde sostendrá una reunión con el vicepresidente de este país.

Hace varias semanas que varios grupos de miles de centroamericanos se dirigen hacia la frontera sur de los Estados Unidos, causando inquietud y preocupación a medida que avanzan hacia su meta.

Estados Unidos está preparándose para la llegada, no obstante sus autoridades han enfatizado en que no serán recibidos si no cumplen con el proceso legal de inmigración.

Así lo hizo saber Kirstjen Niesen, secretaria de Seguridad Nacional, quien dijo que: “Mi mensaje general para esta caravana es: no vengan”, “no les será permitida la entrada”, explicando que esa no es la manera correcta de hacerlo.

José Ignacio Hermosa – BLes