Redacción BLesEl presentador de Sky News de Australia, Cory Bernardi, desenmascara las que serían las verdaderas intenciones del Gran Reajuste (Gran Reset, en inglés) un polémico proyecto impulsado por el Foro Económico Mundial (FEM, por la sigla) según el cual “en el 2030 no poseerás nada, pero serás feliz”.

“El FEM es el artífice del Great Reset, y de la cuarta revolución industrial. Ellos acuñaron el hashtag “reconstruir mejor”, que está resultando tan popular entre las grandes élites gubernamentales de todo el mundo”, dijo Bernardi en la emisión del 26 de febrero. 

Y agregó: “Según la visión del FEM, los asistentes a Davos serán los dueños de lo que se va a alquilar. Y créanme en esto, no va a ser una empresa filantrópica”.

El Foro de Davos es una reunión auspiciada por el Foro Económico Mundial en el que políticos, empresarios, y representantes de organizaciones sociales y culturales internacionales debaten sus propuestas bajo el lema: El Gran Reinicio.

“Al reducirte a mero usuario en lugar de propietario, el mundo se vuelve en realidad más igualitario, porque concentrará el poder, la autoridad y el dinero en manos de unos pocos, mientras que el resto nos convertimos en meros vasallos económicos de estos oligarcas”, sintetizó Bernardi.

Todos los habitantes del mundo que no pertenezcan a la élite de propietarios tendrán acceso a los bienes a través de la “servitización”, una especie de servidumbre inspirada para salvar el planeta y ayudar a la recuperación posterior a COVID-19, supuestamente. 

Bernardi advierte que la ONU es el principal instrumento utilizado por el FEM para imponer su controvertido proyecto, a través de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos y otros similares que difunden “mentiras y desinformación”para obtener sus fines. 

El Gran Reajuste tiene como objetivos simultáneos el  “cambio climático”, las “energías verdes” y la “redistribución de la riqueza”.

Le recomendamos:

De hecho, el primer ministro de Canadá es uno de los líderes mundiales que apoya la atroz agenda del FEM, tal como lo expresó en un video del 15 de noviembre, publicado por el autor canadiense Ezra Levant.

“Creí que se suponía que esto era una teoría de conspiración. Pero aquí está, directamente de la boca de Trudeau. La pandemia es la excusa para un “gran reajuste” del mundo, liderado por la ONU”, tuiteó Levant. 

Los que están abiertamente siguiendo estos pasos, además de Justin, son, entre otros, Merkel de Alemania, Johnson de Inglaterra, Sánchez de España, Macron de Francia.

“Quienes no acepten estas medidas serán confinados en campos de detención o sometidos a arresto domiciliario, y todos sus bienes serán confiscados”, describió el Arzobispo Carlo Maria Vigano, Ex Nuncio Apostólico de EE. UU.

Para Vigano esta iniciativa es una peligrosa “conspiración global contra Dios y la humanidad”, escribió en carta abierta dirigida al entonces presidente estadounidense Donald Trump.

“Este gran reseteo está destinado a fracasar porque quienes lo planearon no entienden que todavía hay gente dispuesta a salir a la calle a defender sus derechos, a proteger a sus seres queridos, a dar un futuro a sus hijos y nietos”, pronosticó Vigano. 

Finalmente, reconoció a Trump y a Estados Unidos como los baluartes destinados a contrarrestar esa conspiración.

“Los Estados Unidos de América son considerados el muro de defensa contra el que se ha desatado la guerra declarada por los defensores del globalismo”, declaró Vigano cuando aún no se sabía que quien entraría en la Casa Blanca sería el entonces candidato, Joe Biden, haciendo aún más necesaria la intervención del expresidente Trump. 

José Hermosa – BLes.com