Redacción BLes– Martin Shkreli, un ex ejecutivo farmacéutico, fue inhabilitado “de por vida” para participar en la industria farmacéutica por la jueza de distrito estadounidense Denise Cote el viernes y se le ordenó pagar casi 65 millones de dólares en multas a siete estados, incluyendo Nueva York, California, Ohio, Pensilvania, Illinois, Carolina del Norte y Virginia.

“Sobre la base de las pruebas del juicio, Shkreli será inhabilitado de por vida para participar en la industria farmacéutica y se le ordena que desembolse 64,6 millones de dólares en beneficios netos de su fechoría”, declaró Cote en su sentencia.

Cuando el negocio farmacéutico de Shkreli, Turing, compró Daraprim en 2015, el precio se elevó de 13,50 dólares a 750 dólares por tableta, lo que le hizo ser objeto de un considerable escrutinio. El Daraprim se utiliza para tratar la toxoplasmosis, una enfermedad parasitaria mortal.

Shkreli defendió la medida diciendo: “Si hubiera una empresa que vendiera un Aston Martin al precio de una bicicleta, y nosotros compramos esa empresa y pedimos cobrar los precios de Toyota, no creo que eso deba ser un delito.”

El férreo control que ejercía Shkreli sobre la distribución de Daraprim impedía que las empresas farmacéuticas de genéricos adquirieran la cantidad de Daraprim necesaria para completar las pruebas exigidas por la FDA. Shkreli también limitó el acceso a los dos fabricantes más importantes del principio activo del Daraprim mediante acuerdos de suministro exclusivo.

Según Cote, el comportamiento ilegal de Shkreli “retrasó la entrada de la competencia genérica durante al menos dieciocho meses”. Además, Shkreli y sus empresas se beneficiaron con más de 64 millones de dólares de este esquema”.

Cuando Shkreli aprobó el escandaloso salto de precio del medicamento, Vyera era conocida como Turing Pharmaceuticals, lo que le valió en su momento una enorme condena por parte de un amplio abanico de personas, entre ellas el expresidente Donald Trump y la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

Christopher Casey, el abogado de Shkreli, no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Según los registros en línea de la Oficina de Prisiones, Shkreli está ahora cumpliendo una sentencia de cárcel no relacionada en una instalación federal en Pensilvania y está programado para ser liberado en noviembre.

Shkreli fue declarado culpable de fraude de valores y conspiración en 2017 por engañar a los inversores con más de 10 millones de dólares en un esquema Ponzi entre 2009 y 2014. Fue condenado a siete años de prisión federal y se le ordenó entregar más de 7,4 millones de dólares en activos y pagar una multa de 75.000 dólares en 2018.

Según los informes, Shkreli supuestamente seguía dirigiendo una empresa de medicamentos desde la cárcel, y Cote mencionó en su sentencia que Shkreli interactuaba con los ejecutivos a través de un teléfono móvil de contrabando.

Charlotte Thorne – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.