Redacción BLes– El informe del Pentágono sobre el poder militar del Partido Comunista de China (PCCH) en 2020, lo sitúa en el tercer lugar a nivel mundial y el rápido crecimiento de su fuerza aérea impulsa su planes de dominio en este campo. 

“El objetivo del Ejército Popular de Liberación (PLA, por la sigla en inglés) es convertirse en un ejército de “clase mundial a finales de 2049”, recordó el Pentágono en su informe al Congreso de EE. UU.  

Asimismo, el informe reiteró las múltiples acusaciones penales contra personas que extraen artículos controlados a China, como espionaje usados para impulsar el desarrollo tecnológico de su naves aéreas, según un resumen del Departamento de Justicia.

Por su parte, el Secretario de Defensa, Dr. Mark T. Esper, resaltó que la función del Ejército Popular de Liberación no es defender una nación o una constitución sino al PCCh.

“A diferencia de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, el Ejército Popular de Liberación no es un ejército que sirva a su nación o a una Constitución”, tuiteó Esper.

Agregando: “En cambio, sirve al Partido Comunista chino en sus intentos de socavar las reglas y normas en todo el mundo. Más información en el último informe del Departamento de Defensa”.

Asimismo, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, instó a los países a “comprender la amenaza que representa el Partido Comunista Chino [PCCh]” al proponer una coalición mundial para hacerle frente.

“Queremos que todos los países trabajen juntos para rechazar los esfuerzos del Partido Comunista Chino”, dijo Pompeo el 21 de julio en Londres en una conferencia de prensa, según el Washington Examiner.

“Esperamos poder construir una coalición que entienda esta amenaza y trabaje colectivamente para convencer al Partido Comunista Chino de que no les conviene este tipo de comportamiento”, dijo Pompeo.

No obstante, el dominio militar de Estados Unidos supera con ventaja al de PCCh. 

Estados Unidos puede amenazar a la flota china y a los objetivos en territorio chino, desde bases distantes, sin tener que mover los portaaviones estadounidenses y otros costosos buques de guerra de superficie dentro del alcance del enorme arsenal de misiles de Beijing.

“Un solo avión bombardero pesado B-1 puede entregar la misma carga útil de artillería que un grupo de batalla entero de portaaviones en un día”, dijo David Deptula, decano del Instituto Mitchell de Estudios Aeroespaciales con sede en Washington y teniente general retirado de la Fuerza Aérea de EE. UU., según Japan Times. 

“Dependiendo de dónde estén, las naves [por mar] pueden tardar semanas en llegar a su lugar”, dijo Deptula. “Pero al usar bombarderos, estos pueden responder en cuestión de horas”, añade, señalando que el objetivo de Estados Unidos es disuadir la guerra. “Nadie quiere entrar en conflicto con China”, agregó.

La fuerza total del servicio aéreo para Estados Unidos en 2020 es de 13.264 naves, sin contar las que están en construcción, y para el PCCh es de 3.210, de acuerdo con Global Fire Power.

José Hermosa-BLes.com