Redacción BLesEl Departamento de Defensa (DOD) anunció el viernes que cancelará los esfuerzos de construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México que ya fueron pagados con fondos originalmente asignados a las fuerzas armadas durante la era Trump.

Biden emitió una orden ejecutiva en enero para detener todos los proyectos de construcción relacionados con el muro, supuestamente para que pudiera llevarse a cabo una revisión de los procesos y los resultados obtenidos, para luego poder definir cómo se seguiría. 

En ese entonces ya se habían construido más de 450 millas (más de 700 kilómetros) durante la administración Trump y ya se habían financiado aproximadamente 350 millas (más de 550 kilómetros) para construir a futuro, parte de ellas con dinero desviado del Departamento de Defensa, reportó Fox News.

El Pentágono informó el viernes que los fondos serían reasignados a otros proyectos, sin definir con precisión a cuáles se refería.

“De acuerdo con la proclamación del presidente, el Departamento de Defensa está procediendo a cancelar todos los proyectos de construcción de barreras fronterizas pagados con fondos originalmente destinados a otras misiones y funciones militares”, dijo un portavoz del Pentágono en un comunicado.

Los miembros del Congreso republicano han acusado anteriormente al presidente Joe Biden de detener ilegalmente los proyectos de construcción del muro fronterizo aprobados por el Congreso, mientras que la Oficina de Responsabilidad Gubernamental está investigando si la administración actuó ilegalmente.

Le recomendamos: JOHN y ROBERT KENNEDY fueron AS3S1NAD0S por la CIA

Ad will display in 09 seconds

Además los funcionarios pro Trump advirtieron contra la detención del muro, señalando que no solo dañaría la capacidad de los Estados Unidos para proteger sus fronteras, también costaría dinero por contratos cancelados y numerosas pérdidas de empleo.

Algunos funcionarios ya comenzaron a publicar sus críticas contra los anuncios de cancelación informados el viernes.

Tal es el caso del senador Jim Risch, republicano por Idaho, quien describió la medida como una amenaza a la seguridad nacional.

“Tener una frontera segura y definida es importante para nuestros esfuerzos de seguridad nacional y salud pública. En el mejor de los casos, es una decisión desacertada”, escribió en Twitter.

Los más de 700 kilómetros de muro fronterizo, implican uno de los grandes logros del expresidente Trump en sus funciones. Trump dijo haber “logrado la frontera sur más segura en la historia de los Estados Unidos”.

El balance de los logros obtenidos mediante el control fronterizo son importantes, entre ellos  están “la incautación de más de 900 toneladas de fentanilo, heroína, metanfetamina y otros narcóticos mortales, salvando miles y miles de vidas”, dijo el presidente de acuerdo con un informe de la Casa Blanca. 

Asimismo el arresto de “casi 500.000 extranjeros ilegales con antecedentes penales, algunos con antecedentes penales muy graves del tipo que usted no quiere saber, como el asesinato”, agregó Trump.

Muy distinta resulta la realidad fronteriza de los últimos años de la era Trump en comparación con el desastre humanitario que se vive hoy en la frontera sur, con miles de inmigrantes ilegales ingresando por día a los Estados Unidos, producto de las pésimas políticas migratorias de la administración Biden, destinadas a promover la flexibilización de las fronteras. 

Andrés Vacca – BLes.com