Redacción BLesEl gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, afirmó el jueves ante periodistas que la idea de un pasaporte de vacuna, que requiere que una persona muestre prueba de haber sido vacunado contra el virus PCCh para participar en ciertas actividades, es una idea “terrible” e “inaceptable” que no se aceptará en Florida.

La idea de un pasaporte que indique que su propietario ha sido inoculado con alguna de las vacunas contra el virus PCCh, es una idea que sólo se ha implementado bajo el régimen comunista chino hasta el momento, dado que en todo el mundo aún resta la mayor parte de la población sin vacunarse.

La realidad muestra que muchos sectores están promoviendo esta idea y seguramente será aceptada en muchos países y rubros para poder acceder a realizar determinadas actividades o acceder a algún tipo de beneficio. 

El republicano Ron DeSantis, participó de una mesa de trabajo con reconocidos médicos y epidemiólogos quienes elogiaron las decisiones que tomó Florida en respuesta al rechazo de más bloqueos y restricciones intrusivas como medida para combatir el virus. Durante su participación dejó en claro que Florida no requerirá un pasaporte de la vacuna, lo cual consideró como una idea “terrible” e “inaceptable”.

“El pasaporte de la vacuna es una idea terrible. Definitivamente no vamos a requerir nada desde la perspectiva del estado. Eso está totalmente fuera de la mesa ”, dijo DeSantis. “Si tengo empresas que quieren hacer eso en Florida, creo que eso es más que una decisión privada”.

DeSantis aseguró que una decisión de este tipo afectaría a la sociedad y, en particular, a las personas desfavorecidas, lo que la convertiría en una medida “negativa” para el estado en su conjunto.

“Mira, si quieres ir a una sala de cine, un concierto o todas estas cosas, ve. Si no lo quieres hacer, no lo hagas. Pero requerir que alguien muestre algún tipo de prueba de vacunación, creo, es completamente inaceptable, y no es algo que vamos a apoyar aquí de ninguna manera en Florida”, prometió el gobernador.

 

Le recomendamos:

Acorde a lo reportado por Breitbart una semana atrás, supuestos “expertos” del Partido Comunista Chino (PCCh) instaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a permitir que el régimen chino desarrolle y ponga en funcionamiento una base de datos global de “pasaportes de vacunas” que documente si todas las personas en la tierra han recibido una vacuna contra el coronavirus de Wuhan.

El “pasaporte de la vacuna” implementado en China, es una certificación digital que confirma que una persona ha recibido una vacuna contra el coronavirus, el mismo está vinculado con el “sistema de crédito social” de China, el cual juzga a todos los ciudadanos y les otorga “puntuaciones” numéricas en función de cuánto aprueba el Partido su comportamiento como ciudadano.

El sistema de crédito social de China ha impedido que millones de ciudadanos viajen al prohibirles comprar boletos de avión, tren o transporte público. China también está limitando a los ciudadanos que no reciben una vacuna contra el coronavirus chino de los viajes generalizados.

Mientras tanto en Estados Unidos, el pasaporte de vacunación es sólo una idea que defienden algunos sectores afines a la izquierda pero no hay ningún anuncio oficial sobre su implementación. 

De hecho, en caso de aprobarse una medida por el estilo de seguro que tendrá mucha resistencia, teniendo en cuenta que el cuarenta y uno por ciento de los estadounidenses no están dispuestos a recibir una vacuna contra el virus PCCh, según mostró una encuesta de Harvard CAPS-Harris publicada a comienzos de marzo.

Andrés Vacca – BLes.com