Redacción BLes – El Papa Francisco estaría por renunciar próximamente, de acuerdo con el antiguo Director de Asuntos Públicos del Cardenal Cormac Murphy-O’Connor, Austen Ivereigh.

Ivereigh alude a los comentarios hechos por Francisco en una entrevista concedida en México a la presentadora Valentina Alazraki sobre la duración de su papado, según la cual sería de siete años, que se cumplen en el 2020, citó Daily Express del 23 de diciembre. 

“Tengo la sensación de que mi pontificado será breve”, dijo en ese momento el Papa, ahora de 84 años, y de cumplirse con las proyecciones de Ivereigh, el retiro sería dentro de los próximos cinco días, a menos que haya cambiado de idea.

El Papa Francisco ha suscitado polémicas por sus posturas radicales sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, la inmigración ilegal, el calentamiento global, y su apoyo al movimiento Black Lives Matter.

Asimismo, llama la atención un acuerdo con el Partido Comunista de China (PCCh), firmado en el 2018, que sigue siendo un secreto hasta el día de hoy.

Le recomendamos:

Desde entonces el Vaticano apenas ha logrado mantener una comunicación regular con Beijing y es el PCCh el que tiene la última palabra.

De los 100 obispos elegidos hasta finales de 2019, 69 fueron seleccionados por Beijing y solo 31 por el Vaticano, informó American Magazine.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, escribió un artículo para la revista religiosa First Things el 18 de septiembre instando a las autoridades del Vaticano a usar su influencia para exponer la persecución religiosa por parte del Partido Comunista Chino (PCCh), informó Breitbart.

“Dos años después, está claro que el acuerdo entre China y el Vaticano no ha protegido a los católicos de las depredaciones del Partido, por no hablar del horrible trato que el Partido ha dado a los cristianos, los budistas tibetanos, los devotos de Falun Gong y otros creyentes religiosos”, señaló Pompeo en su artículo.

Es evidente que el Papa está evitando alzar su voz contra el PCCh y su ideología socialista.

En otra polémica declaración, el Papa autorizó a los católicos para que hagan uso de vacunas contra el virus del PCCh (Partido Comunista de China) o COVID-19, producidas con líneas celulares derivadas de fetos abortados en 1.960.

Según un documento firmado por el Papa Francisco “es moralmente aceptable recibir vacunas Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción”, informó Vatican News el 17 de diciembre.

José Hermosa – BLes