Redacción BLes – El veterano juez liberal de la Corte Suprema, Stephen Breyer, se jubilará, dijeron el miércoles numerosas fuentes, acorde a lo que reportó la agencia Associated Press, dándole a Joe Biden la posibilidad de cubrir su primera vacante en el tribunal que actualmente tiene mayoría conservadora.

La jubilación del juez Breyer de 83 años, que forma parte del supremo desde 1994, es la primera oportunidad de Biden de comenzar a inclinar la balanza en temas donde los jueces conservadores se mantienen firmes y que son puntos claves en la agenda política demócrata, como el aborto y el derecho a las armas, antes de las próximas elecciones cuando los republicanos podrían ganar nuevamente el Senado y truncar la posibilidad de nuevas nominaciones.

Las nominaciones del expresidente Donald Trump para la Corte Suprema durante sus cuatro años de mandato, tres en total con la última en 2020 de la jueza Amy Coney Barrett utilizando la rápida confirmación, hicieron que tribunal, que ya tenía una línea ideológica conservadora, fuera más conservadora, logrando la mayoría de 6 a 3.

Ahora los demócratas están planeando una pronta confirmación y planean moverse rápido para reemplazar al juez, a pesar de que criticaron la nominación rápida hecha por Trump de la jueza Barret, alegando que la mayoría de las confirmaciones habían tomado mucho más tiempo y que era una estrategia para bloquear la nominación en caso de que Tump perdiera la reelección.  

Incluso se planea la nominación antes que haya una vacante formal, ya que no se espera que Breyer renuncie oficialmente antes de junio, momento en que finaliza su mandato. 

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, confirmó esto cuando dijo que el candidato de Biden para reemplazar a Breyer “recibirá una audiencia inmediata en el Comité Judicial del Senado y será considerado y confirmado por el Senado de los Estados Unidos en pleno con toda rapidez deliberada”.

Aunque Biden dijo el miércoles que no planea adelantarse al anuncio de Breyer, y que cada juez debería decidir qué va a hacer y anunciarlo por su cuenta. “Déjelo hacer cualquier declaración que vaya a hacer y estaré feliz de hablar de eso más tarde”, declaró

Esta nominación además, le abre la posibilidad a Biden de cumplir lo que dijo en campaña, esto es que pondría a una mujer negra en la Corte para hacer historia. Y las candidatas fuertes del presidente serían tres, según informaron fuentes que se mantuvieron en el anonimato, dijo AP.

La candidata que encabeza la lista sería Ketanji Brown Jackson, quien fuera asistente legal Breyer al comienzo de su carrera y confirmada el año pasado para la Corte de Apelaciones de EE. UU. para el Circuito del Distrito de Columbia. La segunda candidata es J. Michelle Childs y la tercera, la jueza de la Corte Suprema de California, Leondra Kruger. 

Esta será la primera vez en 11 años que los demócratas tienen la posibilidad de llenar una vacante de la Corte Suprema desde que se confirmó en 2010 a la jueza Elena Kagen. 

Senadores de ambos lados hicieron referencias sobre la confirmación del candidato para el tribunal superior. 

El senador republicano John Cornyn de Texas expresó: “Quienquiera que el presidente nomine será tratado de manera justa y con la dignidad y el respeto que merece alguien de su calibre, algo que no se le otorgó al juez Kavanaugh y otros candidatos republicanos en el pasado”.

Mientras que la senadora demócrata, Patty Murray de Washington dijo: “La Corte debe reflejar la diversidad de nuestro país, y es inaceptable que nunca en la historia de nuestra nación haya tenido una mujer negra en la Corte Suprema de los Estados Unidos. Quiero cambiar eso”. 

Entre tanto el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, no quiso hablar antes que se hiciera un anuncio oficial del retiro de Breyer. “Tiene derecho a hacer eso cuando quiera”, dijo McConnell. “Y cuando lo haga, tendré una respuesta a su larga y distinguida carrera”, según AP.

Vanesa Catanzaro – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.