Redacción BLes- La candidata demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos, Kamala Harris, tuvo muy poca acogida como candidata a la presidencia en las elecciones primarias, y su controvertida agenda de izquierda radical tampoco parece favorecerle en la búsqueda de la vicepresidencia.  

Aparentemente, Harris no duda en sacar el mayor provecho político y económico ante eventos cruciales, aunque estos sean falsos, como fueron las acusaciones por abuso sexual de Christine Blasey Ford, contra el nominado juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh, señala el medio local Tennessee Star del 6 de octubre. 

Incluso usó las acusaciones contra Kavanaugh para recolectar fondos para su campaña para las votaciones primarias. 

Luego, durante las primarias, apoyó a las 8 acusadoras de su rival, el ahora candidato presidencial Joe Biden, diciendo que les creía. No obstante el asunto quedó ahí cuando la llamaron para ser la fórmula de Biden. 

“Les creo, y respeto que puedan contar su historia y que tengan el coraje de hacerlo”, dijo Harris. 

Asimismo, Harris no tiene ningún  problema con su tendencia antisemita. Uno de los hechos que se le critica, por otro lado, es el que haya publicado una foto en la que aparece Jesúscristo flotando sobre la taza de un sanitario, en el baño.  

Además de la adhesión al tratado nuclear con Irán, establecido por Obama, y el fuerte incremento a los impuestos propuesto por Biden, hay mucho más sobre Harris que resulta preocupante..  

Los planes de Harris respaldan la medicina de pagador único, propuesta por el senador Bernie Sanders, independiente por Vermont, a un costo calculado de de 32 billones de dólares, y la eliminación de los seguros privados.

Su agenda radical también incluye la implementación del  Nuevo Trato Verde, las fronteras abiertas con atención médica financiada por el gobierno para los extranjeros ilegales, y las ciudades santuario.

Para los electores resulta preocupante el apoyo de Harris a los disturbios que han asolado a muchas ciudades del país en los últimos meses, con la perspectiva de que sigan con su violencia aún después de las elecciones. 

Por otro lado, a pocas semanas de la fecha definitiva para las elecciones, el 3 de noviembre, aumenta la intensidad de las campañas presidenciales, y si se tomaran como referencia las encuestas, es claro que la mayoría señalan al vicepresidente Mike Pence como el ganador absoluto del debate sostenido frente a Harris, lo que no es una buena noticia para Harris. 

Un tuit del Fundador y Presidente de Turning Point USA, una organización conservadora estadounidense sin fines de lucro, Charlie Kirk, especifica el triunfo de Pence quien duplica los resultados de Harris. 

“NUEVA ENCUESTA: El 69% de los que lo vieron creen que Mike Pence ganó el debate de esta noche. Sólo el 29% para Kamala Harris”

José Hermosa-BLes.com