Redacción BLesAndrew Cuomo, gobernador de Nueva York, ruega que la gente vuelva a La Gran Manzana y le pide a las empresas que traigan al personal de regreso a las oficinas poniendo fin al trabajo remoto, o la ciudad de Nueva York se verá muy afectada, acorde a lo que reportó Gate Way Pundit.

Después de más de un año de restricciones estrictas en las que se destruyeron miles de negocios, el gobernador Cuomo dijo durante una conferencia telefónica virtual para la Association for a Better New York (Asociación para una Nueva York Mejor):

“Recuerden, tenemos que hacer que la gente vuelva y tenemos que hacer que la gente vuelva en cantidad. Si se produjera un descenso del 15% de la gente que vuelve a la ciudad de Nueva York, eso tendría un impacto devastador en el mercado comercial”.

Cuomo se dirigió directamente a los empleadores diciéndoles que se necesita que la gente vuelva, que les pidan a sus empleados que regresen todos a la oficina “Para el Día del Trabajo”.

“Necesitamos ese volumen para mantener los restaurantes y las tiendas, los servicios”, declaró el gobernador demócrata, agregando que “No se trata sólo de su negocio. Se trata de toda la actividad económica de efecto indirecto que sus trabajadores aportan a la comunidad circundante.”

En particular, la industria de restaurantes de la ciudad de Nueva York, se vio muy afectada luego de que Cuomo diera la orden de que se suspendieran los servicios de comida en el interior de los restaurantes en marzo de 2020, y más tarde, en septiembre, solo les permitió reabrir a capacidad limitada.

Le recomendamos: La INQUIETANTE VERDAD DETRÁS de las INUNDACIONES en China

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Pero, en diciembre el demócrata volvió a  suspender las comidas en lugares cerrados, a pesar de que los datos indicaban que los restaurantes no eran la principal fuente de transmisión del virus, y solo estaban asociados a menos del 2% de los casos durante ese período, acorde a lo que informó Breitbart.

Pero la flexibilización de las restricciones anunciadas por Cuomo unos días antes del día de San Valentín, que autorizaba a cenar en el interior al 25% de su capacidad, no alcanzó para evitar las consecuencias económicas catastróficas a las que se enfrentaban los restaurantes, por lo que miles de ellos cerraron definitivamente.

Cuando en enero de 2021 el gobernador demócrata manifestó en un tuit, la necesidad de abrir la economía tras más de un año de restricciones y cierres, declarando que de no hacerlo el costo sería “demasiado alto”, el representante republicano de Nueva York Lee Zeldin le respondió con sarcasmo en ese momento diciendo:

“Así que déjame aclarar esto … cuando los republicanos dijeron esto, eran negacionistas de la ciencia e intentan matar gente, pero cuando @NYGovCuomo  finalmente dice esto hoy, entonces es un genio que debería escribir otro libro sobre su increíble liderazgo? ¿Lo entendí bien?”

El pedido de la vuelta al trabajo presencial de Cuomo coincide con momentos en el que el alcalde demócrata de Nueva York, Bill de Blasio, hizo declaraciones contundentes apuntando a que las empresas presionen la vacunación de sus empleados para retornar a sus puestos de forma presencial. 

“Si la gente quiere libertad, si la gente quiere trabajo, si la gente quiere volver a vivir, tenemos que conseguir que más gente se vacune”.

Varias empresas de la ciudad de Nueva York ya han iniciado una obligatoriedad de vacunas, incluidas algunas corporaciones de Wall Street. BlackRock Inc. solo permite que los empleados completamente vacunados regresen, y Morgan Stanley está exigiendo que los empleados y visitantes de sus oficinas en la ciudad de Nueva York se vacunen contra el Covid, acorde a lo que informó The Hill.

Entre tanto, en junio se anunció que más de 100 miembros clave del banco de inversión multinacional Goldman Sachs, podrían trasladarse a Florida después de más de un año de trabajar de forma remota. El desaire de la mega empresa a la Gran Manzana, podría ser un indicativo de que las severas restricciones han hecho cambiar la estrategia de algunas empresas a pesar de que estuvieron durante años centradas en Nueva York.

Vanesa Catanzaro – BLes.com