Redacción BLesTras más de dos años de la investigación especial del fiscal John Durham sobre la falsa colusión con Rusia del entonces candidato presidencial, Donald Trump, que hizo que los demócratas impulsaran el primer proceso de su destitución, ahora se acusa al segundo implicado del caso. 

Se trata del abogado Michael Sussmann, quien representó al Comité Nacional Demócrata durante la campaña presidencial del 2016 de la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, entonces rival de Trump, según Newsmax del 16 de septiembre. 

“Específicamente, Sussmann declaró falsamente que no estaba haciendo su trabajo sobre las alegaciones mencionadas ‘para ningún cliente’, lo que llevó al Consejo General del FBI a entender que actuaba como un buen ciudadano que simplemente pasaba información, no como un defensor pagado o un operativo político”, explica la acusación.

Y agrega: “De hecho… esta declaración fue intencionadamente falsa y engañosa porque, al reunir y transmitir estas alegaciones, Sussmann actuó en nombre de clientes específicos, a saber, un ejecutivo de la industria tecnológica de una empresa de Internet estadounidense, y la campaña presidencial de Hillary Clinton”, dice el documento.

John Durham, fue elegido por el exfiscal general William Barr en mayo de 2019 para investigar el famoso ‘engaño de Rusia’ con el que exfuncionarios de la era Obama armaron un caso contra Trump para llevarlo a un juicio político.

Trump fue absuelto y durante el proceso se descubrieron al menos 17 irregularidades. Se decidió abrir una investigación independiente sobre los orígenes del caso contra el expresidente, que fue encargada a Durham. 

Los resultados de la investigación han causado mucha expectativa, y hasta ahora han sido relativamente pocos. 

En este sentido, el representante republicano de California, Devin Nunes, afirmó que algunos de los exfuncionarios de Obama involucrados en el intento de destitución del expresidente Donald Trump podrían ir a la cárcel.

“Sigo siendo positivo, y supongo que tengo que serlo, de que la gente va a ir a la cárcel, y van a ser procesados por el gran fiasco de Rusia y el engaño de Rusia”, dijo Nunes. 

Y agregó: “Pero mira, hay algunos autores importantes. Creo que, como usted y todo el mundo sabe, hemos hecho más de 14 remisiones penales. Eso no significa 14 individuos. Eso significa 14 remisiones criminales diferentes que involucran a múltiples individuos”.

El primero de los acusados fue el ex agente del FBI Kevin Clinesmith, quien admitió haber falsificado un correo electrónico de la CIA para solicitar una orden de espionaje a un ex funcionario de Trump.

Sin embargo, a pesar de la grave mala conducta del exagente, solo recibió un año de libertad condicional sin prisión. Debido a que se concluyó que su comportamiento no constituía “vileza moral”, su licencia de abogado fue revocada solo por un año.

Entre otros personajes, Durham habría investigado el rol del exdirector de la CIA, John Brenan, en la evaluación de Inteligencia sobre la interferencia electoral de Rusia en 2016, de acuerdo a un informe no oficial citado por el Washington Examiner.

También habría indagado sobre los puntos de vista compartió con otros funcionarios como el controvertido exdirector del FBI, James Comey, con respecto a cuestiones como la validez del infame expediente del exespía británico Christopher Steele, utilizado como base para la pretendida destitución de Trump. 

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.