El presunto espía ruso, Igor Danchenko, cobró un cheque del FBI entre 2017 y 2020, informó el fiscal especial a cargo del caso, John Durham. Dicho expediente formó parte de la “trama rusa” que usaron los demócratas para llevar al expresidente a su primer juicio político

La principal fuente del expediente contra Donald Trump del exagente de inteligencia británico, Christopher Steele, era un informante pagado por el FBI, según un informe judicial dado a conocer este miércoles. Se trata de Igor Danchenko, quien habría sido contratado por la agencia estadounidense, la cual acumula escándalos por presunta politización de la institución. Este detalle de la llamada trama rusa se conoce un mes después del allanamiento por parte del FBI a la residencia de Trump en Florida.

La revelación llegó de la mano del fiscal especial John Durham durante una nueva presentación judicial. Allí detalló que el hombre —señalado desde hace dos años como espía ruso— cobró un cheque entre 2017 y 2020. “En marzo de 2017, el FBI inscribió al acusado como fuente humana confidencial pagada. Luego terminó su relación con el acusado en octubre de 2020″, indicó el fiscal citado por el Washington Examiner. No se puede pasar por alto que Dachenko también mintió a los agentes del FBI durante varias de esas entrevistas, según ha señalado el fiscal.

Paul Manafort, entonces director de campaña de Donald Trump, también estuvo incluido en las declaraciones fabricadas de Igor Danchenko. Todo esto erosiona aún más la contundencia que alguna vez pudo tener el expediente Steele y que sirvió para acusar a Donald Trump y a su equipo electoral de una supuesta conspiración con el gobierno ruso para interferir en las elecciones de 2016.

Además, Dachenko había sido investigado por el FBI en 2009 como una posible «amenaza a la seguridad nacional», según había revelado previamente el fiscal.

El interés del FBI

El escándalo en torno a este supuesto pacto entre Donald Trump y el gobierno ruso de Vladímir Putin tuvo tal repercusión que el ahora expresidente estadounidense tuvo que enfrentar su primer juicio político impulsado por el Partido Demócrata. El expediente Steel formó parte del impacto mediático que llevó al exmandatario ante el Congreso. Para el 5 de febrero de 2020, el Senado absolvía a Trump de los cargos, pues se determinó que no hubo colusión.

No obstante, dos años después, y sin detener las investigaciones respecto al expediente Steele, se dan estos nuevos hallazgos.

Por los momentos, no está claro si Danchenko trabajó como informante para proporcionar datos sobre el expediente que armó el agente británico, o si lo hizo como parte de la investigación sobre la campaña de Trump, apunta el Washington Free Beacon. Aún así, muestra cómo en el FBI había interés por contar con sus servicios.

A pesar de que el New York Times asegurara en un artículo reciente que «Durham parece estar finalizando su investigación de tres años sin nada parecido a los resultados que buscaba Trump», lo dicho por el fiscal especial aviva nuevamente los cuestionamientos en torno al expediente Steel, incluyendo las del mismísimo expresidente. De hecho, en marzo de este año presentó una demanda contra la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, y líderes del Partido Demócrata por acusarlo falsamente de colusión con Rusia.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.