Redacción BLes –En una audiencia en el senado este martes 11 de enero, el senador republicano Ted Cruz presentó evidencia de un posible agente del FBI a quien se lo ve incitando a la multitud a entrar en el recinto del Capitolio y a derribar las barreras de seguridad.

En una audiencia del Comité Judicial del Senado titulada “La amenaza del terrorismo doméstico un año después del 6 de enero”, Ted Cruz hizo una serie de preguntas a la Sra. Jill Sanborn, subdirectora ejecutiva de la rama de seguridad nacional del FBI relacionadas con un posible agente del FBI que estuvo en los días previos y durante el 6 de enero en el Capitolio.

Cruz preguntó a Sanborn: “¿Cuántos agentes del FBI o informantes confidenciales participaron activamente en los acontecimientos del 6 de enero?” y la respuesta fue: “Señor, estoy segura de que puede apreciar que no puedo entrar en los detalles de las fuentes y los métodos”.

El senador preguntó si “algún agente del FBI o informante confidencial” participó activamente en los incidentes del 6 de enero. “¿Sí o no?”

Sanborn respondió: “Señor, no puedo responder a eso”.

Sanborn volvió a contestar lo mismo cuando se le preguntó si algún agente del FBI o informante confidencial “cometió delitos de violencia el 6 de enero”, o si algún agente o informante del FBI alentó e incitó activamente a cometer delitos de violencia ese día.

El republicano presentó capturas de pantalla de videos donde se ve a Ray Epps, un ex marine, en Washington DC el 5 de enero, diciéndole a la multitud: “¡Mañana, tenemos que entrar al Capitolio! ¡Dentro del Capitolio!”

Curiosamente, la multitud comenzó a gritar ‘Fed, fed, fed’ (abreviatura de federal).

Al día siguiente, el día de los disturbios, se puede ver a Epps en otro clip vestido con ropa de estilo militar y gritando a una multitud: “Bien, amigos, corran la voz. En cuanto el presidente termine de hablar, vamos al Capitolio, donde están nuestros problemas”.

En otra foto presentada por el senador, se ve a Epps susurrando al oído a un grupo de seguidores de Trump que seguidamente derriban las vallas de seguridad de la policía.

Cruz entonces preguntó a Sandborn si sabía quién era Epps, a lo que la funcionaria del FBI dijo que estaba al tanto de la descripción del individuo pero que no tenía sus antecedentes a mano.

El senador luego preguntó si Epps era un agente del FBI.

“Señor, no puedo responder a esa pregunta”, dijo Sanford.

Cruz continuó mostrando fotos de lo que era la lista de personas buscadas por el FBI en relación al asalto del Capitolio.

En las fotos de la primera lista, Epps aparece como una de las personas buscadas, pero en una lista posterior, no aparece más, lo cual el senador señaló como muy preocupante, porque Epps no ha sido acusado ni está arrestado por el FBI.

El comité selecto que investiga los incidentes del 6 de enero, dijo entrevistó al exmarine quien aseguró no pertenecer a ninguna agencia federal, y según Fox News, aclaró que en su mensaje solo quiso decir a la multitud que entren por la puerta como cualquier otra persona y denunció la violencia de ese día.

“No entró en el Capitolio el 6 de enero, y fue eliminado de la lista de los más buscados porque aparentemente no infringió ninguna ley”, dijo el republicano Kinziger sobre Epps, y criticó a quienes difunden la teoría conspirativa de que el FBI fue el que incitó a la masa de personas a entrar al recinto del Congreso.

Ted Cruz se mostró molesto con las respuestas del FBI y se quejó de la constante evasión de sus preguntas.

“El pueblo estadounidense merece transparencia por parte del Departamento de Justicia y el FBI sobre el 6 de enero”, tuiteó Cruz el martes después de la audiencia.

“Durante meses, he estado exigiendo respuestas y hasta el día de hoy, sus respuestas son: ‘No estoy seguro’ – ‘No tengo los números’ – ‘No tengo ninguna información sobre eso”, se quejó el senador.

“Las preguntas sobre Ray Epps y su desaparición de la publicación del FBI es una cuestión de responsabilidad pública para el FBI y el pueblo estadounidense merece respuestas reales”, agregó Cruz.

Los representantes republicanos Matt Gaetz y Marjorie Taylor Greene también realizaron una conferencia de prensa el 6 de enero, y ambos hicieron el mismo planteo sobre la participación del FBI en los incidentes, aunque fueron un paso más allá.

“La congresista Greene y yo no estamos aquí para celebrar el 6 de enero. No estamos aquí para obsesionarnos con ello, sino para exponer la verdad, para hacer preguntas clave sobre lo que ocurrió el 6 de enero, lo que animó la violencia, el grado de implicación del gobierno federal’, dijo Gaetz en la conferencia de prensa según Daily Mail.

“Sabemos esto: el 6 de enero del año pasado no fue una insurrección. Nadie ha sido acusado de insurrección. Nadie ha sido acusado de traición. Pero es muy posible que haya sido una insurrección federal”, acusó el republicano.

Republicanos y conservadores han criticado a la administración Biden por sacar fuera de proporción los incidentes del 6 de enero y de tratar de arruinar la carrera política de Trump y todos los políticos fieles a su liderazgo.

A pesar de que el expresidente fue absuelto de los cargos de ‘incitación’ y que el mismo FBI no encontró evidencia de que el asalto al Capitolio haya sido coordinado, un año después, los medios principales y los demócratas siguen intentando hacer responsable del hecho al expresidente.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.