El viernes pasado, más de 25 agentes del FBI fueron enviados por el Departamento de Justicia a la casa de un activista y consejero provida para arrestarlo por cargos de agresión a una militante proaborto.

Un reconocido activista y consejero provida se convirtió en la nueva víctima del Departamento de Justicia de Biden al ser arrestado en su casa en frente de sus hijos en una redada que involucró a más de 25 agentes del FBI armados.

Se trata de Mark Houck, un padre de 7 hijos y fundador de la organización The King’s Men, abocada a ayudar a madres solteras durante su embarazo para evitar que recurran al aborto y a fomentar los valores cristianos en los Estados Unidos y Europa.

Además de su trabajo con su organización, Houck también viaja semanalmente a Filadelfia para brindar charlas en las afueras de de dos centros gubernamentales donde se practican abortos para concientizar a las potenciales víctimas de este procedimiento.

En entrevista con el sitio LifeSiteNews, la esposa de Houck, Ryan-Marie, relató los escalofriantes momentos que vivió su familia por una redada del FBI, ejecutada por orden de la Casa Blanca, con un equipo SWAT integrado por más de 25 agentes en 15 diferentes vehículos.

El pasado viernes por la mañana, el equipo SWAT se presentó en la casa de la familia gritando para que abrieran la puerta. Cuando los Houck abrieron la puerta, los agentes ingresaron intempestivamente y apuntaron con sus rifles a los hijos y los obligaron a subir las escaleras mientras se llevaban detenido a su padre.

Ryan Marie relata que “todos los niños estaban gritando” y que “fue todo muy aterrador y traumático”. Como resultado del incidente, la madre afirma que los niños se encuentran “realmente tristes, estresados y traumatizados”.

Luego, los agentes del FBI procedieron a subir al activista provida a un vehículo y cuando su esposa les preguntó si tenían una orden de arresto, le respondieron que “se lo iban a llevar tuvieran una orden judicial o no”.

Después de varias horas y la intermediación de un abogado de la familia, quien amenazó al FBI con presentar una denuncia por secuestro al no presentar una razón legal para llevarse a Houck, los agentes finalmente accedieron a mostrarle a Ryan-Marie la orden, donde se detallaba una imputación por una violación a una ley federal conocida como “FACE Act”.

El “Freedom of Access to Clinic Entrances Act“, que data del año 1994, hace ilegal agredir a una persona para evitar que ingresen a una clínca. De acuerdo al expediente de la causa, el fundador de The King’s Men está siendo acusado de “agredir” con un empujón a un activista pro aborto que intentó acosar a uno de sus 7 hijos y que no paraba de insultarlo a él y a su familia cuando se encontraban rezando frente a una clínica de abortos.

Si bien la denuncia de este activista fue desestimada en el verano al no haber pruebas de que Houck intentó impedir su ingreso a la clínica, y la policía en escena corroboró que solo actuó en defensa propia, el Departamento de Justicia de Biden decidió revivir la causa para transformarla en una acusación federal. De esta forma, Houck fue arrestado y será llevado a juicio por este hecho.

Con maniobras despreciables como estas, intensificadas luego del allanamiento en la residencia de Trump, la Casa Blanca de Biden entendió que tiene el total blindaje para operar con la policía federal y está demostrando que usará todo el poder de las agencias federales para silenciar y perseguir a las voces disidentes.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.