Las autoridades informaron que un excremento de perro ayudó a los oficiales a identificar a un ladrón armado el lunes por la noche en Miami.

De acuerdo con lo relatado por los policías, una mujer paseaba a su perro en el vecindario Edgewater de Miami. Estaba recogiendo la caca de su perro cuando un ladrón que estaba armado con un cuchillo se le acercó por detrás, la empujó contra la pared y le apretó el cuello.

En ese momento, las autoridades explican que el ladrón intentó quitarle su reloj y sus pulseras, sin embargo, un testigo comenzó a gritar desde un balcón en el complejo de apartamentos de Biscayne Beach, en 2900 NE 7th Ave. El ladrón gritó, “¡Cállese!” y tomó su bolsa.

Más de una hora después del robo, un oficial encontró a William Carroll. Se ajustaba a la descripción del ladrón armado y caminaba hacia el norte por la Norte Segunda Avenida cerca de la calle 32, señala el informe policial.

Cuando los oficiales arrestaron a Carroll, de 62 años, de West Little River, poco antes de las 11:50 p.m., afuera de Pizza Hut, en 3214 NE 2nd Ave., tenía una mancha de excremento de perro en su camisa.

De acuerdo con el informe del arresto, tanto el testigo desde el balcón como la víctima reconocieron a Carroll como el ladrón. Los agentes encontraron las pertenencias de la víctima y el cuchillo por el camino.

Los oficiales correccionales de Miami-Dade ingresaron a Carroll el martes en el Centro Correccional Turner Guilford Knight. Actualmente, el hombre se enfrenta a cargos de robo a mano armada y agresión.

Fuente: Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.