Redacción BLes- El escándalo por corrupción que arriesga con convertir en polvo las aspiraciones presidenciales del candidato demócrata Joe Biden, se debería más a su adicción al poder y al dinero que a la de su hijo Hunter a las drogas, según la autora Margot Cleveland.

La responsabilidad recaería sobre el exvicepresidente de EE. UU., Joe Biden, quien, al parecer, permitió que su hijo vendiera el acceso a la administración nacional, y luego mintió sobre ello, escribió Cleveland en The Federalist el 19 de octubre. 

La información contenida en el disco duro de un portátil que pertenecía a Hunter fueron difundidas por el New York Post, revela la aparente corrupción de Joe y el enorme riesgo que sería para la seguridad nacional en caso de que resulte elegido el 3 de noviembre, sostiene Cleveland.

Luego de que apareciera la comprometedora recopilación de más de 40.000 correos electrónicos, un exsocio de Hunter, desde la cárcel, reveló otros 26.000 correos que amplían y confirman la información contenida en los primeros.

De hecho, las implicaciones de Hunter eran conocidas y comentadas desde hacía años, y hace poco el Senado emitió un informe de 87 páginas en el que confirma muchas de esas acusaciones.

En el informe del Senado se expresan las preocupaciones de: “funcionarios de la oficina del Vicepresidente Joe Biden sobre la percepción de un conflicto de intereses con respecto al papel de Hunter Biden en el consejo de Burisma [una empresa ucraniana de la que recibía entre 50.000 y 86.000 dólares mensuales]”.

También  la advertencia de un alto funcionario del Departamento de Estado al Vicepresidente Biden o a su personal “de que la posición de Hunter Biden en el consejo de Burisma permitía los esfuerzos de desinformación de Rusia y corría el riesgo de socavar la política de los Estados Unidos en Ucrania”. 

Asimismo, el FBI tenía en su poder desde hacía diez meses el disco duro del que el New York Post extrajo las supuestas pruebas que se hicieron públicas. 

La pieza que hacía falta era la que delataba la complicidad de Joe, quien negó saber de los negocios de su hijo, lo cual fue desmentido por los correos descubiertos y por la información del exsocio de Hunter.

Adicionalmente, un medio de Kazajstán reveló una foto en la que aparecen Joe Biden junto a su hijo Hunter y el ex primer ministro de Kazajstán con uno de los clientes habituales de Hunter, Kenes Rakishev, un oligarca de ese país. 

“Una foto amistosa, casi familiar… Se publica por primera vez en el mundo. Asisten el Vicepresidente de los Estados Unidos Joseph Biden, su hijo Hunter Biden, el Primer Ministro de Kazajstán Karim Massimov y Kenes Rakishev, pariente y socio menor de Timur Kulibayev”, publicó el medio Kiar el 28 de noviembre de 2019.

De izquierda a derecha: Kenes Rakishev, Hunter Biden,el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden y el primer ministro de Kazajstán Karim Massimov. (Toma de pantalla YouTube/James Beckwith)

“Evidencian que Joe Biden, mientras era vicepresidente de los Estados Unidos, permitió a sabiendas que su hijo se beneficiara vendiendo el acceso a Biden y a otros en la administración de Obama, incluyendo a los líderes del Partido Comunista de China (PCCh), y luego mintió sobre ello”, de acuerdo con The Federalist. 

Y agrega: “Cada país, cada político o facción política extranjera, y cada oligarca o negocio corrupto que pagó por el acceso tiene los correos electrónicos, notas, recibos, itinerarios, transferencias de fondos, y tal vez incluso fotografías o grabaciones. Y eso hace que Joe Biden sea un riesgo para la seguridad nacional”.

José Hermosa-BLes.com