Redacción BLesUn nuevo estudio científico publicado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), ha demostrado la total ineficacia del distanciamiento social para detener la propagación del virus PCCh.

El nuevo estudio ya está generando temor entre los promotores del encierro y el aislamiento, al determinar que las personas que mantienen 60 pies de distancia de otras personas en interiores, no están más protegidas que si se distanciaran socialmente por solo 6 pies. 

“Necesitamos que la información científica se transmita al público de una manera que no sea solo para fomentar el miedo, sino que en realidad se base en el análisis”, dijo el autor del estudio, Martin Bazant, en una entrevista a Fox News.

En este sentido el estudio revisado por pares, publicado en Proceedings of the National Academy of Science de los Estados Unidos (PNAS), desarrolló un modelo para calcular el riesgo de exposición al virus PCCh en interiores, teniendo en cuenta múltiples factores como la cantidad de tiempo que se pasa en el interior, la filtración y circulación del aire, la inmunización, las variantes de cepas, el uso de mascarillas y actividad respiratoria como respirar, comer o hablar.  

Teniendo en cuenta todos estos factores se concluye que la regla de distanciamiento de los 6 pies (2 metros), no tendría prácticamente ningún sentido más allá de generar pánico, desconfianza y hasta fobia por la cercanía de personas. 

“Realmente no tiene una base física porque el aire que una persona respira mientras usa una máscara, tiende a subir y bajar en otra parte de la habitación, por lo que estás igual de expuesto independientemente de la distancia con la persona”, dijo Bazant.

Le recomendamos: Experto de Oxford: LAS VACUNAS contra el virus de Wuhan solo tienen de un “60 a un 70%” de efectividad

Ad will display in 09 seconds

Al elaborar las pautas de protocolo, los CDC y la Organización Mundial de la Salud han pasado por alto la cantidad de tiempo que se pasa en interiores, afirma Bazant. Este tipo de omisiones por parte de los organismos de salud no parecieran ser casuales, más bien pareciera que tienen el único objetivo de sembrar más temor y de este modo poder generar más influencia en el conjunto de la sociedad.

El estudio asegura que tanto los CDC como la OMS nunca han proporcionado una justificación lógica para argumentar el distanciamiento, solo han dicho que esto es lo que se debe hacer y la única justificación.

“Lo que nuestro análisis continúa mostrando es que muchos espacios que se han cerrado, de hecho, no necesitan serlo. A menudo, el espacio es lo suficientemente grande, la ventilación es lo suficientemente buena, la cantidad de tiempo que las personas pasan juntas es tal que esos espacios se pueden operar de manera segura incluso a plena capacidad”, continuó diciendo el profesor Bazant.

Al igual que con el tabaquismo, incluso las personas que usan máscaras pueden verse afectadas por el humo de segunda mano que recorre el área cerrada y persiste. La misma lógica se aplica a las gotitas del virus en el aire, según el estudio. 

Teniendo en cuenta estos resultados, un buen sistema de ventilación, que no es más que ventanas abiertas generando que recircule el aire, es lo más efectivo para reducir riesgos en espacios cerrados, mucho más que el distanciamiento tan recomendado por las autoridades sanitarias

Actualmente, los CDC recomiendan mantenerse al menos a 6 pies de distancia de otras personas y usar una máscara para frenar la propagación de virus PCCh, citando el hecho de que el virus se propaga principalmente entre personas que están en contacto cercano durante un período prolongado.  

Sin embargo los expertos concluyen: 

“El distanciamiento no te ayuda mucho y también te da una falsa sensación de seguridad, porque estás tan seguro a seis pies como a 60 pies si estás adentro. Todos en ese espacio están aproximadamente al mismo riesgo, en realidad”, asegura Bazant. 

Andrés Vacca– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.