Redacción BLes– El congresista Clay Higgins (republicano) ha dado positivo en la prueba de la enfermedad por segunda vez.

El congresista había creído que su recuperación de la primera infección por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh) le había proporcionado “inmunidad natural”, pero tanto él como sus familiares directos volvieron a caer enfermos.

“Tengo COVID (Virus PCCh), Becca tiene COVID, mi hijo tiene COVID”, dijo en Facebook. “Becca y yo tuvimos COVID antes, a principios, en enero de 2020, antes de que el mundo supiera realmente lo que era”.

Higgins aprovechó la oportunidad para acusar al régimen chino de permitir deliberadamente que el virus se propague por el mundo.

“Esta es nuestra segunda experiencia con el virus de ataque biológico del PCCh”, dijo.

El régimen chino afirma que el virus, también conocido como SARS-CoV-2, se propagó a los humanos a partir de la carne de murciélago vendida en un mercado húmedo de Wuhan, en la China continental, durante 2019. Sin embargo, el republicano se niega a aceptar esta explicación y mantiene que el virus del PCCh es un arma biológica desarrollada por el ejército chino. Pekín niega la acusación.

Le recomendamos: ¿Ciberpandemia? PLANES PERVERSOS de los globalistas del Foro Económico Mundial

Ad will display in 09 seconds

El congresista reveló que su última infección fue más difícil de recuperar en comparación con su experiencia anterior en enero de 2020. Él y sus familiares están recibiendo diversos tratamientos.

“Este episodio es mucho más desafiante [y] ha requerido toda mi energía dedicada”, dijo. “Nuestro pronóstico es positivo. Estamos muy sanos en general, y nuestro tratamiento de cualquier problema de salud siempre abarca variables occidentales, orientales y holísticas.”

Higgins ya había animado a todo el mundo a vacunarse y había promovido “agresivamente” los beneficios de la inyección. Sin embargo, condena totalmente cualquier mandato de vacunación a nivel federal. Tampoco ha dicho públicamente si se ha vacunado y n abril, dijo al consejo editorial del periódico Daily American de Lake Charles, Luisiana, que tenía “inmunidad natural” porque había contraído el Covid-19 anteriormente.

Este hombre de 59 años tampoco es partidario de que los congresistas se vacunen primero, según un editorial del periódico Daily American de Lake Charles.

Luisiana ha experimentado últimamente uno de los mayores picos de nuevas infecciones. Sólo un número limitado de residentes ha sido vacunado, según NBC News.

El coordinador de respuesta a Covid-19 de la Casa Blanca, Jeff Zients, reveló que el Estado Pelícano y otras partes de la nación han experimentado recientemente un aumento en el número de personas a las que se les ha administrado la vacuna.

“La gente de estos estados está sintiendo el impacto de no estar vacunada y respondiendo con acciones”, dijo según la emisora.

Podría decirse que los demócratas confían más en las vacunas experimentales, mientras que los miembros del Partido Republicano prefieren dejar que los individuos tomen sus propias decisiones médicas informadas sobre la inyección.

La diputada Marjorie Taylor Greene (republicana de Georgia) reveló que hay diferentes opiniones sobre la vacuna.

“Ha sido un milagro que hayan conseguido una vacuna en tan poco tiempo”, dijo según Yahoo News. “No debería ser forzada, no debería ser obligatoria. Hay que averiguar la información, hay informes de efectos secundarios, [y] obviamente hay informes de muertes”.

“Animo a la gente a decidir por sí misma”, añadió.

Sin embargo, hay excepciones a esta regla. El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, ofreció sólo dos opciones para la variante del Delta: vacunarse o aceptar el bloqueo.

Laura Enrione – BLes.com