Redacción BLes- Según detalla un informe sobre el reciente despido de la actriz Gina Carano del elenco de la serie ‘The Mandalorian’ de Disney por comentarios sobre la división política en EE. UU., se ha dado a conocer que la compañía está comprometida con la agenda izquierdista.

En una publicación de la revista The Hollywood Reporter, Juda Engelmayer, consultor de relaciones públicas de crisis, afirmó que cualquier cosa que ofenda a la izquierda política es un problema y que sus clientes se esfuerzan porque sus publicaciones en las redes sociales no generen indignación entre las opiniones de izquierda.

“No sé lo que la gente de Disney cree o no cree personalmente con respecto a la política, pero como entidad corporativa, quieren mantenerse lo más libre de problemas posible. Y cualquier cosa que pueda ofender a la izquierda es un problema”, dijo Engelmayer.

El consultor de relaciones públicas de crisis asegura que sus clientes promueven de manera activa las opiniones de izquierda. “Tengo clientes que están haciendo un esfuerzo extraordinario para publicar lo que la izquierda social quiere ver”, señala.

De acuerdo con el informe, no sólo Disney está comprometido con las ideas de izquierda sino que además busca eliminar la responsabilidad de los productores ejecutivos de The Mandalorian, Jon Favreau y Dave Filoni en el despido de Carano.

“La decisión de desterrar a Carano del reino de Disney fue más allá del creador de Mandalorian, Jon Favreau, y fue tomada por los ejecutivos de Lucasfilm”, indica The Hollywood Reporter.

Por su parte, Carano dijo que quería enviar “un mensaje directo de esperanza a todos los que viven con el temor de ser cancelados por la mafia totalitaria. Acabo de comenzar a usar mi voz y espero que inspire a hacer lo mismo”.

La actriz reveló a la experiodista del New York Times, Bari Weiss, que se había enterado de su despido de la serie una vez que el rumor comenzó a circular a través de las redes sociales, lo que quiere decir que Favreau y Filoni tampoco se tomaron el tiempo de comunicar la decisión formalmente.

“Me enteré a través de las redes sociales, como todos los demás, que me habían despedido”, indicó Carano.

De acuerdo con la revista, la actriz había sido puesta en advertencia repetidamente por quienes estaba rodeada sobre su comportamiento en las redes sociales.

Según Daily Wire, en la entrevista con Weiss, la actriz también dijo haberse sentido algo confundida cuando ciertas personas aseguraron que sus comentarios eran antisemitas. “¿Debería quitarlo o dejarlo arriba? Sigo sin saber la respuesta a esa pregunta, porque quitarla solo hace que la mafia te ataque más”, dijo Carano.

Entre los usuarios de las redes sociales que se sumaron en torno a la polémica, también llamó la atención una imagen compartida por Carano en diciembre donde se veían varios ancianos sentados alrededor de una mesa de monopolio que representaba el poder sobre diferentes industrias en todo el mundo.

La imagen así mismo causó curiosidad en Weiss, quien expresó que a primera vista, esa imagen parecía una representación visual de los ‘Protocolos de los Ancianos de Sión’”.

“Cuando en una imagen hay ancianos, dinero, un globo terráqueo y una reunión secreta, mi mente grita ‘¡judíos!’ Pero parece que, para mucha gente, realmente no es así, tal vez porque no hay símbolos explícitamente judíos”, agregó la periodista.

Al respecto, Carano acotó: “Para mí, la imagen fue una declaración de que la gente necesita estar unida y levantarse, dejar de ser tan manipulada por los poderes que creen que saben lo que es mejor para ti y jugar con nuestras vidas”, dijo la actriz, indicando que siente respeto por la comunidad judía.

Mientras tanto, una fuente de Lucasfilm afirmó que no espera que el rol del personaje Cara Dune, papel que interpretó Carano, sea replanteado, asegurando que ella no formó parte de la presentación del 10 de diciembre y que tampoco estaba comprometida en las negociaciones para futuros trabajos.

César Múnera-BLes.com