Redacción BLes- Nuevos datos del Departamento de Trabajo del Estado de Nueva York muestran que la prolongada cuarentena por el virus PCCh continúa haciendo estragos en la economía y la mano de obra de Nueva York, reportó el New York Post.

El desempleo en Nueva York fue de 15.9% en julio, más alto que el promedio de desempleo a nivel nacional que se fijó en 10.2%.

En la ciudad de Nueva York el porcentaje de desempleo es del 20%, es decir una de cada cinco personas no tiene trabajo. Actualmente más de la mitad de los 300.000 empleados de la industria gastronómica están sin trabajo.

La situación es peor en cuanto al desempleo en al barrio del Bronx; casi un cuarto de los residentes, están desempleados.

Incluso después de una apertura parcial de la economía, el sector privado del estado de Nueva York tiene 1.18 millones de puestos de trabajo menos que julio de 2019.

En total, la ciudad de Nueva York tuvo 646.100 puestos de trabajo menos que hace un año.

La ciudad casi no tiene turismo y muchos hoteles están vacíos. El distrito de teatros de Broadway está cerrado y los restaurantes ofrecen un servicio limitado.

El New York Post reportó que De Blasio no planea habilitar que los restaurantes tengan comensales dentro porque es una actividad para los neoyorquinos de ingresos medios y altos que choca con su promesa de transformar la ciudad con políticas progresistas. 

“Obviamente es una actividad muy opcional, la cual algunas personas hacen mucho porque tienen los recursos y otros no pueden hacerlo para nada porque no tienen los recursos,” dijo el alcalde.

Sin embargo, objeta el reporte del Post, existen pizzerías y puestos de comida rápida que dan trabajo a cientos de miles de personas, además de darle vitalidad a la bella ciudad de Nueva York.

Si bien hay unos 10.000 restaurantes que están atendiendo a la gente en la vereda, con la llegada del frío del otoño-invierno, eso podría significar más trabajos perdidos. 

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com