Redacción BLes– El secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), Xavier Becerra, confirmó el jueves 12 de agosto que más de 25.000 miembros del personal sanitario y voluntarios están obligados a vacunarse.

“El personal del Servicio de Salud Indígena (IHS) y de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) que prestan servicios en centros de atención sanitaria e investigación clínica operados por el gobierno federal y que interactúan con los pacientes, o tienen la posibilidad de entrar en contacto con ellos, deberán recibir la vacuna COVID-19”, dijo Becerra en un comunicado, informó la CNN.

Becerra señaló que la norma también se aplicaría a los contratistas, aprendices y voluntarios de las instituciones de investigación médica y clínica del HHS. El medio añadió que el requisito entraría en vigor en septiembre.

El Departamento de Asuntos de los Veteranos también está ampliando su mandato de vacunación a la mayor parte de su personal sanitario en las instalaciones de la Administración de Salud de los Veteranos, que también se aplica a casi todos los empleados, voluntarios y contratistas de esas instalaciones. El mandato solía imponerse principalmente a los médicos de esas áreas.

Mientras que todos los empleados federales estarán obligados a vacunarse o a someterse a pruebas periódicas, el HHS y la Administración de Salud de los Veteranos (VHA) exigen que todo el personal se vacune sin ninguna alternativa.

El Cirujano General de EE.UU., Vivek Murthy, añadió que el mandato se aplicaría además a casi 25.000 miembros del Public Health Service Commissioned Corps.

Le recomendamos: Afrontaremos cualquier dificultad”: Discursos de Kennedy que hicieron historia

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

En las últimas semanas, el gobierno de Biden se ha vuelto más riguroso con los mandatos de COVID-19 para hacer frente a la variante Delta, altamente transmisora, que ha puesto de rodillas a otros países como India e Indonesia.

El presidente Joe Biden declaró a principios de este mes que todos los empleados federales deben certificar que se han vacunado contra el COVID-19 o enfrentarse a protocolos punitivos.

Además de las agencias federales, el presidente estadounidense está presionando a las empresas del sector privado para que sigan sus pasos e implementen políticas de vacunación para sus trabajadores.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que la medida tomada con los empleados del HHS y de la VA ayudaría a empujar a los sectores privados tentativos a proceder más rápidamente con su programa de vacunación.

“Seguiremos estudiando todas las palancas de las que pueda tirar el gobierno federal”, dijo un funcionario de la Casa Blanca, dado que se están evaluando más medidas para fomentar una mayor vacunación y contrarrestar los esfuerzos de los republicanos por derogar las normas sobre la máscara.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.