Redacción BLesLa escasez de microchips semiconductores se está convirtiendo en un problema económico y de seguridad nacional, por lo que la secretaria de comercio de EE. UU., Gina Raimondo, urge al Congreso a intervenir para solucionarla. 

Raimondo planteó el riesgo que implica la situación diciendo: “No estamos ni siquiera cerca de estar fuera de peligro en lo que respecta a los problemas de suministro de semiconductores”, de acuerdo con CBS News del 25 de enero. 

Y agregó: “La cadena de suministro de semiconductores es muy frágil, y va a seguir siéndolo hasta que podamos aumentar la producción de chips en Estados Unidos”.

La oferta de microprocesadores electrónicos se encuentra por debajo de la demanda que se ha disparado en los últimos tiempos, de hecho, el año pasado aumentó en el 17% con respecto a la del 2019.

Otro aspecto que demuestra el impacto de la escasez de chips se evidencia en que el suministro cayó de una media de 40 días en 2019 a solo cinco días en 2021, y los inventarios son aún más pequeños en las industrias clave.

El impacto inmediato se aprecia en la economía de los estadounidenses, quienes tienen que enfrentar el aumento inesperado de precios, que se refleja en el comportamiento de la inflación, que en 2021 creció a su ritmo más rápido en casi 40 años. 

“Sé que la inflación está en la mente de todos, incluida la nuestra. Los precios de los automóviles impulsaron un tercio de la inflación, ¿y por qué? Simplemente, porque no tenemos suficientes chips”, dijo Raimondo. 

En este sentido, el departamento dijo que “en las próximas semanas, la industria participará en la resolución de problemas específicos de los nodos. También estudiaremos las reclamaciones sobre precios inusualmente altos en estos nodos”.

Ante la complejidad y la importancia de la situación, Raimondo instó: “El Congreso debe actuar”, y si bien reconoció que el año pasado se aprobó un presupuesto de 52.000 millones de dólares para contribuir a solucionar el problema, son solo una “gota de agua”.

Algunas empresas planean grandes inversiones para incrementar la producción. Así, Intel Corp. planea invertir 20.000 millones de dólares en la construcción de dos nuevas plantas de chips en Ohio.

Asimismo, Samsung Electronics eligió Taylor, Texas, para instalar una nueva planta de un costo de 17.000 millones de dólares para fabricar microprocesadores avanzados. 

Por otro lado, varios países, entre ellos Taiwán, se esfuerzan para aumentar significativamente la producción de estos coyunturales productos electrónicos.  

Es de notar que los semiconductores además de ser utilizados en la mayoría de los sectores industriales, pasarán a ser implantados en los seres humanos para combinar el mundo físico, digital y biológico de acuerdo con  Klaus Schwab.

Schwab es el líder del Gran Reajuste (The Great Reset, en inglés) y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, quien pronostica que las Big Tech perseguirán cada vez más los microchips implantados en las personas y otras tecnologías “transhumanistas”.

Sobre este tema anunció en 2016: “Al principio los implantaremos en la ropa. Podríamos imaginar que los instalaremos en nuestro cerebro, o en nuestra piel. Al final, quizá haya una comunicación directa entre nuestro cerebro y el mundo digital”.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.